Opinión

Comunicación

07/08/2020

Los fondos europeos, la unidad y el desarrollo de la Estrategia: esenciales para el futuro de Aragón

Antonio Angulo Borque

Por Antonio Angulo Borque

Secretario de Organización

Después de haber participado en muchas videoconferencias, imprescindibles tras la irrupción inesperada de la COVID-19, algunas aburridas o auténticos monólogos, otras de gran eficacia y productividad, teniendo todas ellas en común, que son reuniones virtuales en las que es difícil observar los rostros de las personas, sus miradas, gestos, suspiros, entonación o reacciones, todo ello un conjunto de elementos necesarios que hacen más humana la interacción entre los intervinientes… decía, que después de múltiples videoconferencias, por fin ha tenido lugar presencialmente, en plena canícula, la Conferencia de Presidentes de las Comunidades Autónomas, con foto de familia incluida en lugar tan destacado como es el Monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla.

Ha sido una primera reunión en la que se han esbozado las líneas iniciales de algo fundamental para el futuro, también de Aragón, es decir, la aplicación, o futura distribución, de los fondos provenientes de la Unión Europea para la reconstrucción post COVID-19, fondos que pudieran ascender a unos 140.000 millones de euros que, después de la asignación  realizada por el Gobierno de España del fondo de 16.000 millones, nada halagüeño nos podemos esperar, de oficio, para Aragón, por lo que habrá que pelear por un reparto justo hasta el último minuto de la negociación.

Reparto en el que nada debieran tener que ver las presiones políticas que cada Comunidad pudiera ejercer, en función de todas esas variables que ya son una constante a lo largo de la historia del Estado autonómico. Por supuesto, siempre en perjuicio de Aragón y su ciudadanía, en parte también, debido a esa “media” distorsionadora sobre la que siempre revolotean las cifras, pero nunca bajan a contemplar la realidad a pie de territorio.

El reparto de esos importantes y tan necesarios fondos europeos, como ya ha expresado en múltiples ocasiones nuestro presidente, Joaquín Palacín,  tiene que contemplar la singularidad de cada territorio y las variables para avanzar en la modernización (digitalización, economía verde…), también aplicada a la prestación de los servicios en el diez por ciento del territorio del Estado, con una población cercana al tres por ciento del total. Con zonas que son verdaderos desiertos demográficos y con una población cada vez más envejecida y necesitada de esos avances tecnológicos.

Desde Chunta Aragonesista, como impulsores desde el Gobierno de Aragón de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica, y como integrantes desde el inicio de sus trabajos, no podemos sino manifestar que el esfuerzo de todas las fuerzas políticas y sociales de Aragón, y sus municipios y comarcas, no puede caer en saco roto, pues la transcendencia del desarrollo de ese documento para el futuro de nuestro país, será un hecho si se aplican esos fondos al impulso de sus propuestas, fondos que deben distribuirse de una forma equitativa, por lo que mostramos nuestro total apoyo al Gobierno de Aragón para que no reble y mantenga una postura firme y exigente en defensa de nuestros intereses, de nuestro futuro y del desarrollo de la Estrategia, en una negociación que se adivina, evidentemente, tensa y dura.

En este momento histórico de futuro incierto, desde Chunta Aragonesista hacemos de nuevo un llamamiento a seguir manteniéndonos todas y todos unidos en lo esencial, pues de ello dependerá la fuerza de nuestra legítima exigencia. Demostremos, una vez más, que somos ejemplo de concordia y pacto, de unidad y responsabilidad colectiva, poniendo en valor nuestra pluralidad y el consenso alcanzado en la Estrategia, para así intentar paliar los nefastos efectos que esta pandemia global está teniendo en todos los ámbitos de la sociedad aragonesa.

Galería