Opinión

Comunicación

08/10/2016

Remunicipalizar es rentable

Carmelo Asensio Bueno

Por Carmelo Asensio Bueno

Miembro del Consello Nazional de CHA

¡Qué fácil es privatizar servicios públicos, pero qué complicado es volverlos a controlar desde el sector público! Basándose en falacias y promesas de lograr un menor coste económico que no se sostienen, las Administraciones se han perdido durante años en una espiral privatizadora de servicios públicos esenciales. 
Porque no nos engañemos. El secreto para que la empresa privada preste un servicio más económico no es otro que ofrecer peores condiciones laborales para los trabajadores y una peor calidad del servicio, llegando incluso a incumplir algunas cláusulas importantes de los pliegos, como es el caso de la ratio de personal en la depuradora de La Almozara, que emplea a 23 trabajadores donde debía haber 25. 
Y si además comparamos este modelo con la gestión modélica y ejemplar del abastecimiento público de agua desde hace décadas, podemos darnos cuenta de que no es oro todo lo que reluce en la gestión privada. 
¿Significa esto que todo es remunicipalizable? Por supuesto que no, y tampoco compartimos la postura de quienes han generado expectativas de que esto va a ser así. Habrá que estudiar caso por caso, y avanzar hacia la gestión pública en aquellos en los que sea técnica y jurídicamente viable, con especial preferencia para aquellos que son esenciales para el bienestar de la ciudadanía. 
Uno de estos servicios básicos que ahora mismo tenemos la oportunidad de devolver a la gestión pública es la depuración de agua de la planta de La Almozara. En este caso, Chunta Aragonesista ha apostado por la remunicipalización del servicio por convicción política y coherencia, pero también porque es técnica y jurídicamente viable. 
Pero también es viable económicamente, y es que los informes demuestran que la remunicipalización ahorraría al Ayuntamiento de Zaragoza entre 95.935 y 500.000 euros al año, además de mejorar la calidad de un servicio esencial y garantizar el empleo. 
Desde Chunta Aragonesista estamos convencidos de que los partidos progresistas debemos desligarnos del discurso de la derecha de supeditar todos los debates a la maldita rentabilidad económica. La izquierda debe tener claro que no se puede medir todo por su coste económico, y empezar a tener en cuenta en el debate otras variables muy importantes para la ciudadanía, como la rentabilidad social. 
Es fácil rebatir uno por uno los argumentos de los detractores por sistema de la remunicipalización. Uno de los más gastados es invocar el sacrosanto Plan de Ajuste impuesto por Cristóbal Montoro, que prohíbe al Ayuntamiento de Zaragoza hacer más contrataciones ni aumentar el gasto al encontrarse en desequilibrio financiero. Pero, ¿no es acaso una contradicción que dicho plan permita mantener la gestión externa cuando supone un coste mayor para las arcas municipales? 
Como ya hicimos en el pleno municipal de septiembre, la postura de Chunta Aragonesista en el Consejo de Administración de Ecociudad es apoyar la remunicipalización de la depuradora de La Almozara y la Planta de Reciclado de Aguas, en coherencia con el pacto social para la gestión pública del agua que firmamos en 2014. 
CHA siempre ha defendido que servicios tan básicos como la depuración y el saneamiento del agua deben ser prestados de forma directa desde la Administración. Porque creemos sinceramente que la gestión pública es el mejor modelo para garantizar el control democrático y social de los servicios esenciales para la salud y el bienestar de las personas.

Galería