EJEA: CHA pide rigor histórico sobre la figura de Fernando el Católico

Spread the love
El grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Ejea presentó sin éxito, en el pasado pleno  una propuesta para que en el desarrollo de los actos del  V Centenario de la muerte de Fernando II de Aragón, llamado el Católico, se guarde el máximo rigor histórico y se huya de las malas interpretaciones tendenciosas, rancias y tradicionalistas de la figura de Fernando II.  
“Queremos que se ponga en valor la realidad de lo que fue su figura, una labor que debe realizar el Gobierno de Aragón para que se profundice y se incida en la visión aragonesa de esta figura histórica universal”, afirma Alberto Celma.  
Hace un año el Gobierno de Aragón que encabezaba la señora Rudi puso en marcha un proyecto titulado “Fernando el Católico, el rey que imaginó España y la abrió a Europa”, proyecto ineficaz por completo para profundizar en el rigor histórico sobre su figura debido a que fue una muestra diseñada para responder a la manipulación de la historia que se hace desde ciertos ámbitos de Cataluña. 
La muestra costó 1,5 millones de euros de dinero público aragonés. Esta doble polarización de la que ha sido víctima la figura de Fernando II, tanto desde la óptica castellana, en la que aparece como simple marido y contrapuesto a Isabel, como desde la nacionalista catalana, que le responsabiliza de los males de Cataluña ha sido también destacada por diferentes historiadores, el último, Ricardo García Cárcel, catedrático de Historia Moderna de la Universidad Autónoma de Barcelona, en la conferencia impartida en las Cortes de Aragón el pasado 23 de enero. 
Desde CHA esperamos que no se haga de nuevo el ridículo histórico en esta cuestión ya que demuestra un gran complejo de inferioridad querer ocultar la historia de la Corona de Aragón por miedo a que ensombrezca las glorias del Imperio español, a que se les dé demasiadas alas a los independentistas catalanes (una auténtica obsesión española) o que el recuerdo de los Fueros y el Justicia en Aragón provoque rebeliones como las sucedidas siglos atrás.