CHA advierte contra la “escalada de peticiones de trasvases”

Spread the love

CHA considera que se está produciendo toda “una escalada de peticiones públicas de trasvases” para paliar los déficits hídricos, con el Ebro, a juicio de CHA, como objetivo último al que aspiran todas estas demandas. 

Carmen Martínez Romances, Secretaria General de CHA: “Estan creciendo las voces que vuelven a plantear el trasvase como solución a los problemas de agua. Y el Ebro,a nuestro juicio, aparece en el horizonte como el objetivo principal de su demanda. Seguiremos rechazando políticamente estas propuestas y plantearemos un nuevo plan que ahonde en los principios de la “nueva cultura del agua”, abandonado la política del “gran pantano y el trasvase” como solución a todos los problemas”. 

Y es que si el propio Gobierno de España, la semana pasada, indicó a los representantes del Gobierno de Aragón su prioridad política por “los trasvases y la infraestructuras” para paliar carencias de agua, hoy conocemos como el propio Director General del Agua del Gobierno de la Región de Murcia, Miguel Ángel del Amor, ha expuesto a la Directora General del Agua del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, Liana Ardiles, “la necesidad de contar con nuevos caudales y otras alternativas posibles con las que poner fin, de una vez por todas, a la falta de recursos hídricos que sufren agricultores y regantes”. 

Es más, ayer mismo también se hacía público un informe, encargado por los regantes de Murcia, que ya hablaba abiertamente, sin tapujos, del Ebro, como el origen del trasvase a conseguir en los siguientes términos, según se cita en “La Opinión de Murcia”: “La falta de agua que sufren los regadíos del Acueducto Tajo-Segura podría resolverse con un nuevo trasvase desde el Ebro, del Duero e incluso desde el Tajo Medio. Los estudios técnicos que ha encargado el Sindicato Central de Regantes a una consultora para buscar soluciones al déficit en las provincias de Murcia, Alicante y Almería apuntan al menos cinco posibles trasvases desde el Duero Medio al embalse de Entrepeñas, desde el Ebro Medio y desde la desembocadura de este río al Mediterráneo y desde el Tajo aguas abajo de Toledo y desde la presa del Azután. Además, el Sindicato tampoco renuncia a recibir las aguas sobrantes del Júcar que “no tienen ningún usuario asignado y se acaban desembalsando al mar”. 

CHA considera que este Gobierno de Rajoy, lejos de abandonar definitivamente las políticas de Aznar y sus trasvases, vuelve a abrir “puertas y compuertas” para estas reivindicaciones a la hora de elaborar un nuevo Plan Hidrológico, pero se encontrará con nuestro contundente rechazo.