CHA apuesta por seguir trabajando políticamente para conseguir el retorno de todo el patrimonio aragonés expoliado, emigrado y disperso

Spread the love

La Secretaria General de Chunta Aragonesista, Isabel Lasobras, ha recordado, tras la reciente decisión del Tribunal Supremo favorable a la devolución de los bienes de Sijena que siguen en Cataluña, que actualmente hay más de 8.000 bienes culturales aragoneses que siguen fuera de nuestras fronteras. “El pueblo aragonés tiene el derecho histórico a que regresen todos los bienes integrantes de su patrimonio político, jurídico e histórico que se encuentran fuera de su territorio”, señala.

“Cuando hablamos de patrimonio cultural aragonés expoliado o exiliado los aragoneses solemos mirar hacia el este, pero también es importante volver la vista hacia el oeste”, ha explicado Lasobras, quien se ha referido a las piezas aragonesas expuestas en colecciones y museos españoles fuera de Aragón, como el Prado, el Arqueológico, el Lázaro Galdiano, el Nacional de Arte de Cataluña, el Diocesano y Comarcal de Lérida o el de Santa Cruz de Toledo, y estadounidenses, como el Metropolitan Museum de Nueva York, el Fine Arts de Boston o el Philadelphia Museum of Art.

Entre todas estas obras, la Secretaria General de CHA ha recordado casos como el del Santo Domingo de Silos, tabla principal del retablo de la iglesia de su advocación en la ciudad de Daroca y pieza capital de la introducción del renacimiento flamenco en Aragón, que se encuentra actualmente, junto con la puerta mudéjar de la iglesia de San Pedro, en el Museo Arqueológico Nacional. O la tabla de la Virgen de Tobed, una pintura al temple clave de la pintura italogótica aragonesa, ejemplo de una venta eclesiástica por parte del párroco a fines del siglo XIX, con una rotunda denuncia civil desde el ayuntamiento. 

Isabel Lasobras ha señalado que el criterio museístico ha cambiado profundamente en los últimos años, y que “en la actualidad se prima la conservación y la unidad de los conjuntos históricos”. “Hay que reclamar la devolución de todo el patrimonio de Sijena y seguir trabajando políticamente para conseguir el retorno de todo el patrimonio aragonés expoliado, emigrado y/o disperso, esté donde esté. Es una cuestión de dignidad con nuestra historia, de respeto a la cultura y a nuestra identidad aragonesa”, ha finalizado.