CHA celebra la jornada: “Transcharrada: Realidades Trans en el Siglo XXI”

Spread the love

Se ha contado con la participación en la misma tanto de Niurka Gibaja, vocal de entidades de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) como de Leticia Ojeda, técnica de salud sexual y del programa de atención a mujeres trans de la Asociación SOMOS LGTB+ de Aragón, que han expuesto su visión desde la realidad que deben afrontar, personal y colectivamente. El debate ha sido moderado por Isabel Giménez, Secretaria de Feminismos y Diversidades de Chunta Aragonesista. Se ha celebrado vía telemática, dadas las circunstancias de la pandemia, para facilitar la participación.

Isabel Giménez explica: “Si bien es cierto que Aragón tiene una de las leyes más completas, en lo que a protección y reconocimiento de las personas trans se refiere, no es momento de ser auto-complacientes con lo que hemos conseguido. Por este motivo existe un compromiso político de CHA para que se apruebe, cuanto antes, una ley en el Estado para reconocer los derechos humanos de todas las personas LGTBI, y particularmente de las personas trans, que quieren y deben vivir en armonía con el resto de la sociedad, sin que su condición sea origen de desigualdad o discriminación y sin renunciar al reconocimiento social de su propia idiosincrasia”. 

Alberto Alcaine, coordinador del Rolde LGTB de CHA, ahonda en las prioridades políticas a incluir esta nueva norma: “Es necesario que el Gobierno de España legisle sobre todos aquellos aspectos que quedan fuera del ámbito competencial autonómico, como son la legislación laboral, las solicitudes de asilo para personas trans, dado que en sus países de origen asumen el riesgo de la cárcel o incluso el de la pena de muerte por el mero hecho de serlo. Sin olvidar el propio endurecimiento del artículo 510 del Código Penal contra los delitos de odio, así como el reconocimiento de la libre determinación del género. Es necesario que las personas trans puedan inscribirse en el registro civil reconociendo su propio género sentido sin necesidad de patologizaciones”.