CHA celebra su XXVIII aniversario en Zaragoza

Spread the love

José Luis Soro, Presidente de CHA: “Quiero agradecer, en primer lugar, a todas las personas que a lo largo de estos 28 años han hecho posible que el aragonesismo de izquierdas sea una realidad política con todo un futuro por delante por construir y también quiero hacer un llamamiento a todos los que quieren a este país, Aragón, para que se impliquen y participen en política, para que juntos podamos tener el autogobierno que merecemos, el que nos permite disponer de los servicios públicos que necesitamos, de un trabajo digno, de un proyecto de país para los que estamos aquí y para los que han tenido que marcharse. De lo que hagamos nosotros mismos, como aragoneses, va a depender nuestro futuro porque nadie más se va a preocupar por lo nuestro. No podemos esperar nada de quienes solo se preocupan de sus aforamientos de sus privilegios, de que todo siga igual para que nada cambie”.

CHA ha celebrado este mañana su XXVIII aniversario esta mañana en Zaragoza. El acto ha contado con la intervención del Presidente de CHA, José Luis Soro, que ha querido agradecer “pública y si pudiera personalmente”, a todas y cada una de las personas que han contribuido a construir este proyecto aragonesista de izquierdas. “Desde lo que ocuparon cargos públicos y orgánicos, a los que sigan haciéndolo, al militante del pueblo más recóndito de nuestras comarcas, o al de la última calle de los barrios de nuestras ciudades. A las personas que han dedicado un minuto o toda su vida a trabajar, apoyar, aportar y también criticar a Chunta Aragonesista”. “Todos y todas los que quieren Aragón son, somos necesarios”, afirma el Presidente de CHA. “Otros los que se escudan en su aforamiento, en su coche oficial, en sus dietas por asistir a consejos de administración, en sus reverencias a los derechos de sangre frente al poder de la democracia, lo único que les importa es mantener sus privilegios y contra eso siempre hemos luchado, desde el minuto cero de la historia de este partido”, explica Soro.

“Durante este tiempo Chunta Aragonesista ha demostrado honradez, capacidad de trabajo y un inmenso amor por este territorio que nos ha llevado a ser el único partido político que puede afirmar que de sus 1.000 cargos públicos que ha tenido y tiene, ni un solo, ni una sola, ha sido implicado en casos de corrupción en el ejercicio de su cargo público”. “Y eso nos tiene que servir más como un aliciente y recordatorio para el futuro”, aclara el Presidente de CHA.

“Ahora tenemos un reto enorme por delante, crear juntos, participando, implicando a los aragonesistas para construir un Aragón que sepa afrontar los retos para salir de esta crisis a los que nos han llevado tanto los que no son elegidos por la ciudadanía como también los que engañan al pueblo con sus falsas promesas, tomando decisiones que han supuesto dolor y sufrimiento para miles de aragoneses, con sus recortes en sanidad, educación, en derechos sociales”. “Solo desde nuestras propias manos, desde nuestro corazón aragonesista, desde nuestra inteligencia puesta al servicio del futuro seremos capaces de conseguir el autogobierno que nos merecemos, el proyecto de país que necesitamos y la capacidad para decidir por nosotros mismos lo que somos y, lo más importante, lo que queremos ser en el futuro”, asegura el Presidente de CHA.

Durante su intervención, Soro ha señalado que si “hace 28 años CHA era necesario hoy en día lo es incluso más, ya que ante tanto ataque externo e interno hacia todo lo nuestro, es necesario defender todo lo que hemos conseguido y preservar lo nuestro”.

Un poco de historia

Recordamos que el 29 de junio se cumple en Aragón el aniversario de dos acontecimientos de muy distinto signo: Aragón perdió violentamente sus derechos y libertades nacionales, su autonomía político-jurídica. Y también este día hace 28 años que Chunta Aragonesista (CHA) nació a la vida pública aragonesa.

El 29 de junio de 1707, el rey Felipe V (IV de Aragón) promulgaba los Decretos de Nueva Planta, por los que abolía y derogaba todos los Fueros y libertades de que gozaban los aragoneses, y los reducía a las leyes y al gobierno de Castilla. El monarca Borbón actuaba así basándose en el derecho de conquista de las tierras aragonesas por las armas, tras derrotar a los partidarios de la dinastía de los Austrias. Ello suponía la desaparición violenta del Reino de Aragón, como episodio final de la Guerra de Sucesión, que enfrentaba a las Coronas de Aragón y Castilla. Felipe V pretendía así castigar a los vencidos e imponerles la uniformidad de leyes, usos y costumbres. Ello suponía el final, tanto de la personalidad y estructura política de Aragón, como de aquello que de genuino representaba Aragón como categoría histórica. Desaparecía de este modo, como bien se han encargado de explicar prestigiosos investigadores de la historia y el derecho, la peculiar concepción aragonesa de la ley como pacto entre el Rey y el Reino y su equilibrio mediante una jurisdicción intermedia, la resistencia a la dictadura de la estandarización, la reivindicación de libertades individuales y estamentales, y la contribución al pluralismo político de una Corona. Y desaparecía pues la resultante de toda una acción política ejercida a lo largo de casi ocho siglos. Ahora, la historia se repite, al menos en alguno de sus aspectos cruciales. En una democracia parlamentaria como la nuestra el antiguo poder de los reyes ya no es ejercido por ellos, pero alguien que lo ejerce promulga nuevos decretos, para la uniformización de Aragón.

Frente a la fecha de derrota del 29 de junio de 1707, Chunta Aragonesista nació el 29 de junio de 1986. CHA quiso hacer coincidir su fundación con la simbólica fecha del 29 de junio, y la instauró en su organización interna como su día, como el Día de la Chunta Aragonesista. En la voluntad de que el significado de esa fecha sea conocido, valorado y recordado por los aragoneses. Como fecha a recordar, pero para transformarla en signo positivo, en símbolo de conocimiento de nuestro pasado histórico y de voluntad de construcción de un futuro mejor para nuestro pueblo. Es importante que no perdamos la memoria histórica, incluso de los acontecimientos que han sido más negativos para nuestro pueblo, para no tener que repetirlos.