CHA considera que el Ayuntamiento de Cuarte ignora su propia normativa sobre la tenencia responsable de perros

Spread the love

Según el censo municipal de animales, Cuarte tiene registrados 799 perros. Sin embargo el alcalde dijo en la pasada comisión preparatoria del pleno que en Cuarte hay unos 2.400 perros, una cifra que no coincide con las estimaciones de las tres clínicas veterinarias de la localidad que consideran que el número de perros ronda entre 2.500 y 3.500. “Creemos que lo primero que tiene que hacer el ayuntamiento es obligar a censar a todos los canes e incorporar en sus fichas veterinarias la prueba de ADN, tal y como recoge la normativa municipal que parece que en Cuarte, por lo visto, está de adorno”, afirma el portavoz adjunto de CHA. 

CHA preguntará en el pleno de este próximo lunes a cuánto asciende el importe de los ingresos por sanciones por incumplimiento de esta ordenanza que ha cobrado el ayuntamiento de Cuarte durante el ejercicio 2017. También se interesará por las medidas preventivas municipales que se han tomado desde la aprobación de la citada ordenanza, junto con el número de campañas informativas y de sensibilización que se han enviado a la población de Cuarte que tiene perro. 

El portavoz adjunto de CHA también preguntará por los problemas generados por orines (hedor e insalubridad) así como el deterioro de las vías públicas y su coste económico y si se tiene previsto adecuar las vías públicas más afectadas con algún tipo de equipamiento urbano específico para que orinen estos animales, con el fin de reducir las molestias. 

“La gente está muy cansada de las molestias que generan las heces y orines de los perros. También hay un agravio comparativo de propietarios y propietarias que no cumplen con la retirada de heces y que permiten a sus perros orinar en cualquier sitio, con los que sí son responsables y limpian los residuos de sus animales”, afirma Eduardo Fernández Herrero. CHA considera que el ayuntamiento debe dirigir las campañas municipales a los propietarios incívicos de los perros, especialmente en la zona centro, que es la más afectada. “El alcalde se está gastando el dinero en limpiar y cambiar equipamientos oxidados por los orines, en lugar de evitar que estos desperfectos se produzcan”, concluye.