CHA considera que las últimas decisiones del Gobierno de España van justo en la dirección contraria a las políticas destinadas a lograr el reequilibrio territorial

Spread the love

Joaquín Palacín, Presidente de CHA: “3.300 millones de euros de inversión, solo para los aeropuertos de Madrid y Barcelona, demuestra dónde están las prioridades territoriales de este Gobierno y también es el anuncio del abandono de cualquier política rigurosa de transformación territorial y de lucha contra la despoblación, además se vuelve a relegar la Agenda Aragonesa de infraestructuras”

CHA considera que el anuncio de la portavoz del Ejecutivo español y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, de una inversión de 1.700 millones de euros en la ampliación de El Prat y de 1.600 más en la del Adolfo Suárez-Madrid Barajas, evidencia varias cuestiones:
En primer lugar, dónde están las prioridades políticas de este gobierno, muy alejadas de las demandas de la Agenda Aragonesa de inversiones, tan necesarias para completar los desdoblamientos en las autovías, la mejora del ferrocarril convencional…

En segundo lugar, es una inyección de recursos públicos tan importante, en los lugares con mayor crecimiento, que solo supone ahondar en políticas donde se potencian aquellas zonas con un importante desarrollo económico y poblacional, abandonando, los recursos públicos siempre son escasos, las políticas necesarias para actuar en la transformación territorial y de lucha contra la despoblación.

Joaquín Palacín, Presidente de CHA: “Aragón se merece más. Nuevamente vemos como gobierno tras gobierno, las demandas de nuestro territorio se ven postergadas para favorecer lo de siempre y a los mismos. Estas nos son las políticas para abordar ni el Reto Demográfico, ni la Transición Ecológica, ni el Reequilibrio Territorial”.

De este modo considera necesario que el Gobierno de España atienda las necesidades aragonesas. “Existen mecanismos políticos como las reuniones bilaterales, las consultas previas antes de la aprobación de los Presupuestos Generales, que deben marcar otra línea distinta para abordar las inversiones en nuestras infraestructuras”, concluye Palacín.