CHA considera un paso atrás la prohibición de presencia de perros atados en los parques

Spread the love

“Consideramos que debe hacerse cumplir la actual Ordenanza de Seguridad y Convivencia, con campañas de información, educación y concienciación, destinadas a los propietarios de los más de 6.000 perros que hay censados en nuestra ciudad, advirtiendo de que el incumplimiento de la misma lleva sanciones que deben recaer en quien la incumple para que el resto no sean paganos de comportamientos incívicos de unos pocos”, explica Sonia Alastruey coordinador de CHA-Uesca

En 2016 se modificó la Ordenanza de Seguridad y Convivencia para permitir que las mascotas pudieran entran en los parques cumpliendo con unas condiciones como ir atados, caminar solo por los viales, no acercarse a las fuentes públicas, a las praderas de césped ni los juegos infantiles. Cinco años después una propuesta de VOX apoyada por los grupos de la derecha pretende volver al pasado prohibiendo de nuevo la presencia de animales en las zonas ajardinadas y en los parques, y en su área de influencia establecida en un radio de 5 metros alrededor.

Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca explica que “debe hacerse cumplir la actual Ordenanza de Seguridad y Convivencia, con campañas de información, educación y concienciación destinadas a los propietarios de los más de 6.000 perros que hay censados en nuestra ciudad, advirtiendo de que el incumplimiento de la misma lleva sanciones que deben recaer en la minoría que la incumple para que el resto no sean paganos de comportamientos incívicos”.

“La importante presencia de zonas verdes en nuestra ciudad hace muy difícil el cumplimiento de esta modificación puesto que el tamaño de algunos parques como el Miguel Servet suponen una barrera en la movilidad para quienes caminan con sus mascotas, sin olvidar que hay ciudades como la vecina Zaragoza, donde los animales tienen derecho incluso a estar sueltos en los parques en un horario establecido para ello”, ha recordado Alastruey.

Lo que es una evidencia es que cada vez hay más perros y por ello desde CHA consideramos muy importante que a las cuatro zonas de esparcimiento canino existentes desde hace cinco años sitas en Ronda Estación, Fuente del Ibón, proximidades del Conservatorio de Música, parque del Isuela y cerro de San Jorge, se vayan a sumar dos más, una de 900 metros cuadrados en Los Olivos, entre las calles Mateo Estaún Llanas y la avenida Clara Campoamor y otra de 800 en el Perpetuo Socorro entre el Paseo Ramón y Cajal y la Ciudad Deportiva José María Escribe, “pero es imprescindible que las seis cuenten con iluminación suficiente, para hacerlas practicables cuando se pone el sol, una reivindicación que han trasladado los dueños y dueñas de mascotas”, ha concluido Alastruey.

Por todo ello CHA-Uesca presentará también la alegación que busca que no se materialice la modificación de la Ordenanza de Seguridad y Convivencia en esta materia.