CHA pide en el Senado un plan para proteger el asentamiento de Abderramán III descubierto en el campo de maniobras de San Gregorio

Spread the love

Cristina Marín: “Es un enclave del siglo X con un gran valor arqueológico situado en terrenos del Ministerio de Defensa”

Chuaquín Bernal: “Reclamamos al Gobierno de España un plan de excavación, catalogación y protección de los restos”

La secretaria de Educación, Cultura, Patrimonio e Identidad de CHA Zaragoza, Cristina Marín, ha destacado la gran importancia arqueológica del reciente hallazgo de al-Yazira (la Isla), la ciudad desde la que Abderramán III sitió Zaragoza, en un enclave situado en el cabezo de Miranda donde en 1973 se hallaron unos restos identificados erróneamente como iberorromanos.

“Desde al-Yazira, Abderramán III sitió durante cuatro años a los tuyibíes de Saraqusta (Zaragoza), que dominaban el valle del Ebro y querían liberarse de la autoridad cordobesa”, explica Bernal, quien recuerda que nadie había conseguido ubicar esta ciudad campamental construida por el califa en el siglo X hasta el hallazgo de los arqueólogos José Ángel Asensio y Virgilio Martínez Enamorado.

Estos investigadores cordobeses han identificado los cimientos de piedra de la mezquita, los restos de sus muros de tapial de barro y mantos de tejas árabes de más de medio metro que tienen la estratigrafía típica del derrumbe de un edificio de gran entidad que se produciría tras el abandono del campamento. También, restos de plantas de otros edificios.

Sin embargo, este yacimiento se encuentra situado dentro del campo de maniobras de San Gregorio, en terrenos propiedad del Ministerio de Defensa. Por este motivo, y dada la importancia de este descubrimiento, CHA ha presentado una iniciativa en el Senado a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar al Gobierno de España que impulse un plan de excavación, catalogación y protección de este asentamiento.

Por su parte, Chuaquín Bernal, presidente de CHA-Zaragoza, ha recordado que un tercio del término municipal de Zaragoza está destinado a usos militares, “sin ningún tipo de compensación por las afecciones que causan al municipio, tanto a la planificación del entorno como a la seguridad y bienestar de sus habitantes”, por lo que CHA ha reclamado en sucesivas ocasiones la desmilitarización y desmantelamiento del campo de maniobras de San Gregorio y su retorno a la ciudad.