CHA pide en Europa que se descarte la línea de alta tensión Peñalba -Monzón – Cazaril

Spread the love

CHA ha presentado en Europa una iniciativa, ante la Comisión Europea, para denunciar el interés del Gobierno central por impulsar la línea de alta tensión Peñalba-Monzón-Cazaril, una infraestructura que cuenta con un amplio rechazo social en las zonas afectadas y que es el reflejo de los intereses económicos de Red Eléctrica Española frente a otros modelos energéticos.

Miguel Martínez Tomey, responsable de asuntos europeos de CHA, ha presentado, a través del grupo Los Verdes-ALE, una iniciativa para conocer qué intenciones tiene el Gobierno del PP respecto a las líneas Monzón – Cazaril y Sabiñánigo- Marsillon. Explica Martínez Tomey que “el Gobierno central no es claro respecto a estos proyectos por eso, y tras conocer que intenta recabar financiación europea para ponerlos en marcha, queremos trasmitir a la Comisión Europea el fuerte rechazo que existe en Aragón, Aquitania, Mediodía-Pirineos”.

Martínez Tomey considera imprescindible “que contemos con detalles sobre los planes del Gobierno de Rajoy y Red Eléctrica Española” y, por otro lado “advertir de la política de ataque a los pequeños productores de energía a través de técnicas renovables”.

Para el responsable de CHA “la Comisión Europea debería actuar ante las políticas del Gobierno del PP que fomentan el monopolio energético y que frenan la producción propia y la energía renovable, justo lo contrario a lo que está ocurriendo en el resto de países”.

PREGUNTA REGISTRADA en la Comisión Europea

Recientemente se ha conocido que el gobierno español está planteando la posibilidad de recabar financiación de la UE para llevar a cabo en Aragón proyectos de interconexión eléctrica entre España y Francia por Sabiñánigo-Marsillon y Monzón-Cazaril. Sin embargo, como ya ha sucedido con otros proyectos como la conexión Peñalba-Monzón-Isona (en los que se llegaron a realizar actuaciones preparatorias sobre el terreno sin que constase oficialmente la existencia de proyecto alguno) la opacidad por parte del gobierno español y de Red Eléctrica Española es total, lo que contrasta con la fuerte sensibilización de la población de la zona por las afecciones sanitarias, medioambientales y paisajísticas que comportan estas infraestructuras.

¿Qué propuestas (siguiera no definitivas, o planteadas como meras posibilidades) le han avanzado los gobiernos de España y de Francia a la Comisión en relación con estas interconexiones eléctricas?

¿Conoce la Comisión el fuerte rechazo social que suscitan este tipo de conexiones por el Pirineo central en Aragón, Aquitania y Mediodía-Pirineos?

¿No cree la Comisión que si se fomentasen las energías renovables entre particulares y pequeños productores (en vez de penalizarlas como sucede ahora), que permiten producir y consumir buena parte de la electricidad en proximidad y sin apenas pérdidas de transporte, la este tipo de infraestructuras sería innecesario?