CHA pide en Fraga concreción y firmeza al Gobierno de Aragón para paliar las consecuencias del veto ruso para nuestros agricultores

Spread the love

CHA exige que el Gobierno de Aragón concrete el coste que va a suponer para nuestros agricultores y ganaderos el veto ruso, ya que hasta el momento solo ha sabido cuantificar las consecuencias en 20 o 30 millones de euros, cuando las organizaciones agrarias hablan de entre 50 y 100 millones.

Para Juan Martín, Secretario General de CHA, “comarcas como la del Bajo Cinca/Baix Cinca están siendo muy perjudicadas por el cierre de fronteras rusas, y el consejero Lobón debería haber sido más diligente y contundente a la hora de exigir unas compensaciones suficientes, a corto plazo, y a medio plazo la búsqueda de mercados alternativos, con ayudas para la presencia de la fruta aragonesa en ferias internacionales, para un sector que ya de por si pasa por una situación delicada”.

Martín denuncia que “el Gobierno de Aragón ha sido incapaz de poner en marcha campañas para aumentar el consumo interno de estos productos perecederos, implicando directamente a las cadenas de distribución, que son los que mantienen precios elevados cuando los agricultores no cubren en algunos casos ni el coste de producción”.

Juan Guillén, coordinador de CHA-Fraga, ha recordado que “en Fraga y comarca son muchísimos los puestos de trabajo directos e indirectos que dependen de la producción hortofrutícola y es necesario apoyar unas explotaciones que crean mucha riqueza en el territorio y asientan población”. “La noticia de que Bruselas ha suspendido la mayor parte de ayudas por el veto ruso hasta evaluar si la avalancha de peticiones es realista, demuestra la dimensión que ha tenido el veto ruso y supone incrementar la preocupación en el sector”, ha afirmado el coordinador de CHA-Fraga.