CHA pide que el ayuntamiento de La Muela no asuma costes que corresponden a la contrata del servicio de recogida de basura

Spread the love

CHA defendió ayer en el pleno la necesidad de regular la situación con la contrata de recogida de basuras para, entre otras cosas, que sea ésta la que asuma la compra de contenedores y el coste de los servicios adicionales y no por el ayuntamiento.

Tanto el PP, con su voto a favor, como el CDL como el Grupo Independiente y el PSOE han facilitado, con su abstención en alguna de la dos partes que se votaban, el levantamiento de los dos REPAROS interpuestos por Intervención, y que el ayuntamiento tenga que asumir estos costes. Adrián Tello, portavoz de CHA en el ayuntamiento de La Muela explica que “se pagará una factura de “Contenedores verdes ecológicos“ de 3.974,85 € a pesar que las anteriores interventoras decían que debía ser asumido por la concesionaria en Informes 107.2010 y 145.2012”.

Por otro lado, desde CHA se considera que es la concesionaria sin coste adicional la que debe encargarse de empresa contratada “pero desde el ayuntamiento se va a permitir que este coste se asuma de la cuentas comunes”.

En estos momentos, la contrata de la recogida de basura está en una situación de desventaja para el municipio. Adrián Tello explica que “el contrato con la adjudicataria terminó en 2013 y no pudo prorrogarse porque, unos meses antes, la Alcaldesa modificó el contrato con la empresa saltándose el pleno, en contra de los informes de intervención y sin fiscalización previa ni informe de Secretaría”. Si no se hubiese llevado a cabo esta modificación, el contrato se podría haber prorrogado en las condiciones iniciales. Desde CHA se recuerda que el Justicia de Aragón ya se pronunció sobre este tema y explicó las condiciones irregulares que se están produciendo.

“Desde entonces ni se ha licitado un nuevo contrato y hasta febrero de 2015 puede que no se produzca la integración en el nuevo contrato de la Comarca de Valdejalón”. Y la consecuencia directa de esta situación “es que el servicio se paga a través de facturas de la empresa, con un coste muy elevado y en una situación de irregularidad y sin respetar las condiciones de los pliegos iniciales en los que, entre otras cuestiones, se especificaba que los contenedores los debía reponer la contrata y asumir los servicios de limpieza imprevistos”.