CHA pide soluciones ante la incertidumbre sobre el futuro de Andorra tras la decisión de Endesa

Spread the love

Chunta Aragonesista ha mostrado su preocupación por la decisión de Endesa de posponer hasta octubre de 2015 la decisión de invertir o no en la térmica de Andorra para adecuarla a la normativa ambiental europea. Si Endesa considera que la térmica debe seguir funcionando más allá de 2023 debe emprender una serie de acciones, valoradas en 200 millones de euros, para adecuarla a dichas exigencias ambientales.

“Después del cierre de la térmica de Escucha, que ha sido la sentencia de muerte para la cuenca de Mequinenza que llevaba allí su carbón, ahora la historia puede repetirse, porque si Endesa decida poner fecha de caducidad a la térmica y no invertir, la minería de la cuenca turolense también se acabará”, ha explicado Joaquín Palacín, que ha lamentado que las 400 familias que dependen de forma directa del carbón, más otras tantas indirectamente, “tengan que sumar a la ya difícil situación que han vivido en los últimos años una nueva incertidumbre”.

Palacín presentará iniciativas en las Cortes para conocer la opinión del Gobierno de Aragón al respecto y para saber qué iniciativas de reconversión y reactivación industrial alternativas está planificando para las comarcas turolenses afectadas.