CHA presenta una iniciativa en el Senado para reclamar al Gobierno de España acciones para garantizar el acceso a cajeros automáticos en el medio rural

Spread the love

Joaquín Palacín, presidente de CHA, apoya la reclamación de los alcaldes de Plan y San Chuan de Plan y pide medidas para evitar el desmontaje y la retirada del cajero situado en el valle de Chistau

El presidente de Chunta Aragonesista, Joaquín Palacín, ha recordado la importancia de los cajeros automáticos en el medio rural para mantener servicios esenciales y evitar la “exclusión financiera” de la población que no reside en núcleos urbanos.

“Desde un cajero, además de sacar dinero, se pueden realizar operaciones financieras las 24 horas al día los 365 días del año, sin necesidad de disponer ordenador ni teléfono móvil con conexión a internet”, ha explicado.

Palacín ha mostrado su apoyo a la reclamación de los alcaldes de Plan, José Serveto, y San Chuan de Plan, Roberto Serrano, quienes han denunciado el desmontaje y la retirada del cajero automático de Ibercaja ubicado desde hace muchos años en la localidad de PIan, lugar central y estratégico del valle de Chistau.

“El cajero existente es demasiado obsoleto para poder ser actualizado a los nuevos sistemas pero no hay intención de reponerlo por uno nuevo”, señala Palacín, quien advierte de que la oficina más cercana, compartida entre Bielsa y San Chuan de Plan, ha visto paulatinamente reducido en los últimos años y con limitación de horarios según operaciones.

Para el presidente de CHA, “este cajero, así como la oficina física, ofrecen un servicio fundamental e imprescindible, tanto a la población del valle de Chistau como a la gran cantidad de visitantes y turistas que recibe durante todo el año, por lo que está más que justificado su mantenimiento”.

Por este motivo, Chunta Aragonesista ha presentado una iniciativa en el Senado a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para conocer las acciones planificadas por el Gobierno de España para garantizar el acceso a cajeros automáticos en las zonas rurales de Aragón, en coordinación con las iniciativas impulsadas desde el Ejecutivo Autonómico para que las oficinas de Correos puedan funcionar como sucursales bancarias y cuenten con un cajero automático”.