CHA propone modificaciones en las plazas de aparcamiento de la calle San Francisco de Monzón para facilitar la seguridad de los conductores

Spread the love

La calle de San Francisco de Monzón tiene en sus alrededores diferentes equipamientos públicos y comerciales que la convierten en una zona donde la demanda de zona de aparcamiento es importante. De hecho en su extremo izquierdo es zona azul de aparcamiento para favorecer la rotación de los vehículos.

Vecinos y vecinas de la zona han trasmitido al Grupo Municipal de CHA la necesidad de modificar la forma de aparcamiento en el extremo derecho de la calle, ya que al hacerse en batería y dada la estrechez de la calle, las dificultades para llevar a cabo el aparcamiento son importantes. Una modificación sencilla sería aparcar de forma oblicua o en batería de marcha atrás.

Esta forma se está implantando con éxito en muchas ciudades porque tiene una seria de ventajas, tanto de seguridad para el conductor como de espacio, con respecto al convencional. Con respecto a la seguridad, las mejorías se refieren primordialmente a la visibilidad en el momento de abandonar el estacionamiento, ya que se hace de frente, viendo con claridad los coches que se acercan, y se sale en el mismo sentido de la marcha del vial, lo que facilita que también el coche que deja el aparcamiento sea visto con mayor claridad. De la forma convencional, es decir, en aparcamiento en batería de los que se sale marcha atrás, solamente contamos con los espejos retrovisores para ver si la salida puede realizarse sin entorpecer la marcha de otros conductores.

Si bien la operación de entrada en la plaza puede resultar igual de rápida en ambos casos, la operación de salida de este nuevo tipo de aparcamiento es mucho más rápida, lo que agiliza enormemente la circulación en calles con este sistema. En cuanto al espacio, este sistema de estacionamiento necesita menos para realizar la maniobra de aparcamiento, según la publicación del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, la geometría en este tipo de aparcamientos puede conseguir un ahorro de superficie de hasta el 10% por plaza de aparcamiento hacia atrás, con respecto al convencional.

Por todo ello el Grupo Municipal de CHA solicitará al Pleno Municipal que apruebe incorporar señalización en superficie en la calle San Francisco de Monzón para que se establezcan aparcamientos en batería marcha atrás.