CHA quiere medir la contaminación de los acuíferos y del suelo del campo de maniobras de San Gregorio

Spread the love

El grupo municipal de CHA llevará a este pleno una moción para instar al Gobierno de Zaragoza a exigir que el Ministerio de Defensa permita, en el Campo de Tiro de San Gregorio, la entrada de técnicos independientes que realicen una evaluación de la contaminación de los acuíferos y del suelo. “Sabemos que la presencia de los explosivos abandonados y los restos de municiones químicas y nucleares tienen que contaminar no solo la tierra, sino también la capa freática por lo que queremos saber el grado de contaminación y si esta ha llegado a los acuíferos de la zona”, asegura Juan Martín.

Parte de los materiales abandonados están siendo arrastrados al exterior del campo de maniobras, el más grande de Europa, por los barrancos, algo que unido al fuerte proceso erosivo provocado por las talas incontroladas realizadas por militares y a la presencia de material pesado está destruyendo la vegetación y erosionando el suelo.

Este campo de maniobras militares abarca una superficie de 33.839 hectáreas, de las que 28.925 corresponden al término municipal de Zaragoza. Más allá de la hipoteca que supone para el desarrollo económico de la Ciudad, al encontrarse el campo en el eje estratégico para Aragón de Zaragoza-Huesca, este espacio se encuentra sujeto al secreto militar, a pesar de las afecciones que puede provocar al Medio Ambiente.

“El peligro, las molestias y los ruidos que supone la presencia y actividades de este campo de tiro no pueden quedar impunes. La ciudadanía tiene derecho a conocer cuál es el nivel de contaminación de esta amplísima zona de Zaragoza y no es de recibo que no se dé ningún tipo de información ni militar ni civil”, concluye el portavoz de CHA.

El grupo municipal aragonesista también llevará esta iniciativa al Parlamento Europeo a través del diputado de CHA en la Coalición Primavera Europea, Jordi Sebastiá.