CHA rechaza en el Senado la instalación de una macrogranja en Noviercas, cuyas filtraciones podrían afectar a la cuenca del río Aranda

Spread the love

La Secretaria General de Chunta Aragonesista, Isabel Lasobras, ha mostrado su preocupación por el proyecto para construir una macrogranja con más de 20.000 vacas en Noviercas, situado en la vertiente soriana del Moncayo, cuyas filtraciones subterráneas de aguas residuales podrían acabar vertiendo a la cuenca del río Aranda, en Aragón.

En una reunión junto al Presidente de CHA, Joaquín Palacín, con militantes de la Comarca del Aranda, Lasobras ha considerado que el Gobierno de España debería adoptar el principio de precaución, y ha manifestado su apoyo a municipios de la zona afectada como Cueva de Ágreda, que se oponen frontalmente al proyecto al considerar que “la instalación de una de las explotaciones ganaderas más grandes de Europa tendría consecuencias medioambientales muy graves”.

En este sentido, la Secretaria General de CHA ha anunciado la presentación en el Senado de una iniciativa, a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para transmitir el rechazo de Chunta Aragonesista a la instalación de esta macrogranja y conocer si el proyecto cuenta con informes favorables de de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Posibles filtraciones al río y el embalse del Val

Isabel Lasobras ha recordado que CHA ya presentó una iniciativa en la Cámara Alta, aún sin respuesta, para reclamar al Gobierno de España un mayor control a los vertidos en los municipios sorianos de Ólvega y Ágreda por sus posibles filtraciones al río y el embalse del Val, en la comarca de Tarazona y El Moncayo. “El tipo de composición del subsuelo de la zona de la depuradora, que no tiene capacidad suficiente, hace que se produzcan filtraciones de aguas residuales que descienden hacia el valle del Ebro”, explica.

“El embalse del Val es ya uno de los más contaminados de la Cuenca del Ebro por su elevado nivel de fósforo”, ha advertido Lasobras, quien recuerda las numerosas denuncias que se han producido por vertidos contaminantes procedentes de la depuradora de Ágreda-Ólvega. Por este motivo, Lasobras ha criticado “la proliferación de macrogranjas” y ha reclamado “un mayor control para reducir la contaminación del subsuelo y evitar que se incremente el consumo de agua en la zona”.