CHA reclama a Fomento que el Plan destinado a obligar a camiones a utilizar la autopista lo “abone íntegramente el Ministerio”

Spread the love

CHA considera que el coste de los planes del Gobierno para obligar a los camiones a usar autopistas que vayan paralelas a las carreteras tienen que ser costeados por Fomento.

Gregorio Briz, responsable de la Secretaría de Vertebración Territorial de CHA: “El Ministerio de Fomento no puede volver a imponer su “peculiar política”, yo impongo condiciones, pero tú, Gobierno de Aragón, pagas. ¡Como si en Aragón tuviéramos dinero suficiente en las arcas públicas para asumir con dignidad las necesidades de nuestro territorio en materia de infraestructuras! No podemos seguir pagando desde aquí lo que es competencia del Gobierno español. Estamos abonando ya parte del peaje de las autopistas, parte del coste de la renovación de las vías de ferrocarril convencional. Es decir detrayendo fondos de Aragón para tapar los huecos inversores que deja el Gobierno español”. “Este nuevo plan, tal y como informa Heraldo, para obligar a usar las autopistas a los camiones puede convertirse en otro ejemplo más de esta política del Ministerio de Fomento, donde se imponen condiciones que tenemos que pagar los aragoneses, vía nuestro gobierno, vía sector transporte”, concluye Briz.

CHA recuerda que esta situación de autopista paralela a una carretera solo se produce en dos tramos de las 8 autovías pendientes en Aragón, por lo que queremos recordar que Fomento tiene que cumplir sus compromisos porque ninguna de las diez está completa todavía (la N-232 no tiene una autopista paralela en su tramo Este, en el tramo El Burgo-Alcañiz-Mediterráneo).

“Esta situación es un ejemplo de la ausencia de inversiones públicas de los sucesivos Gobiernos”, explica Briz.

Las autovías pendientes serían:

  • La futura A-14 que comunicaría el valle del Ebro con el Pirineo todavía no ha comenzado las obras en el tramo aragonés que vertebraría las comarcas orientales de Aragón.
  • La futura A-15, en el pequeño tramo que comunica Medinacelli-Soria y Tudela, también está pendiente.
  • La futura A-21, la autovía del Pirineo, está concluida en su tramo navarro pero no en el aragonés, forma parte del trazado Pamplona-Huesca-Lleida de manera conjunta con A-23 y A-22.
  • La futura A-22, es un pequeño tramo el que falta para conectar con Lleida, se trata de Huesca-Siétamo.
  • La futura A-23, o la “autovía intermitente” que conectaría Huesca con Sabiñánigo, tiene tramos en construcción, otros concluidos y otros que ni siquiera han comenzado las obras.
  • La futura A-24, la conexión entre Daroca y Calatayud, donde tampoco han comenzado las obras.
  • La futura A-40, prevista para unir Teruel con Cuenca y Madrid, también sigue esperando declaración de impacto ambiental.
  • La futura A-68 en su tramo este El Burgo-Alcañiz-Mediterráneo que tampoco han comenzado las obras.
  • Y finalmente la futura conexión entre A-2 y A-23, entre Monreal del Campo y Alcolea del Pinar que tampoco ha comenzado las obras.