CHA reclama al Ayuntamiento de Zaragoza que permita el envío a las familias de imágenes de los alumnos y alumnas de las escuelas infantiles

Spread the love

Chuaquín Bernal, presidente de CHA-Zaragoza: “Para conseguir una cooperación estrecha con el centro, es fundamental que las familias conozcan de forma adecuada los espacios y las actividades que realizan sus hijos e hijas”

El presidente de CHA-Zaragoza, Chuaquín Bernal, ha trasladado el malestar existente entre las familias de los alumnos y alumnas de las escuelas infantiles del Ayuntamiento de Zaragoza con respecto a algunas normas de funcionamiento, que considera “demasiado restrictivas”, y pide que se actualicen y homologuen con el resto de escuelas infantiles.

“Para conseguir un adecuado desarrollo físico, social e intelectual de los menores es fundamental la cooperación estrecha entre los centros y las familias”, ha señalado Bernal, quien considera que “las normas actuales no favorecen precisamente esta cooperación”.

El Patronato de Patronato de Educación y Bibliotecas del Ayuntamiento de Zaragoza ha recibido la solicitud de un grupo de madres y padres para que se permita el envío a las familias que hayan dado su consentimiento de las imágenes de los menores tomadas por el personal de la Escuela durante las actividades ordinarias, extraordinarias, complementarias y extraescolares realizadas.

“Para conseguir esta cooperación estrecha, es fundamental que las familias conozcan de forma adecuada los espacios y las actividades que realizan sus hijos e hijas”, explica Bernal. “Las restricciones aún vigentes por la pandemia provocada por la COVID-19 dificultan mucho esta tarea, para la que pueden ser de gran ayuda las imágenes tomadas por el personal de las escuelas”, añade.

Chuaquín Bernal considera “una discriminación” que el Ayuntamiento mantenga esta norma que no existe ni en las escuelas infantiles privadas, ni en las Guarderías Infantiles del Gobierno de Aragón, ni mucho menos en los centros públicos, concertados y privados de enseñanza a partir de los 3 años, “donde se facilita sin ningún problema este tipo de imágenes a las familias”.