CHA reclama al Gobierno de Aragón que se posicione “de manera rotunda” contra el nuevo proyecto que vuelve a insistir en la necesidad de trasvasar agua del Ebro a Barcelona

Spread the love

CHA va a presentar una iniciativa en las Cortes de Aragón, una proposición no de ley concretamente, con el objetivo de conseguir un pronunciamiento “firme y contundente” contra los nuevos planes que proyectan un trasvase de agua del Ebro a Barcelona.

Joaquín Palacín, Diputado de CHA en las Cortes de Aragón: “Existe un nuevo proyecto oficial que abre las puertas a un posible trasvase de agua del Ebro a Barcelona y creemos necesario “cortarlo de raíz”, por lo que reclamamos un pronunciamiento claro, urgente y contudente contra estos planes de la Generalitat”.

“Además queremos un debate público para conocer si este plan cuenta con el respaldo del Gobierno de Rajoy o no”. “Quienes tienen en su ADN el trasvase del Ebro no van a cejar en su empeño de ponerlo en marcha, quienes impulsamos una nueva política del agua y no queremos más expolios de nuestros recursos tampoco”, concluye el diputado de CHA.

Según informa “Diario Aragonés”: “La Generalitat de Cataluña planea un trasvase de aguas del Ebro de cerca de 80 hectómetros cúbicos anuales para abastecer a Barcelona y su área metropolitana. El proyecto, que pretenden ejecutar en un plazo máximo de doce años, consiste en aportar un caudal medio de 2,5 metros cúbicos por segundo desde el curso bajo del Ebro, lo que supondría un caudal anual de 78,84 hectómetros cúbicos”.

Y es que, según se indica textualmente en este medio de comunicación: “La administración catalana plantea ese trasvase de manera explícita en el anexo 13 del Plan de Gestión de la Cuenca Fluvial de Cataluña, que dedica a “Simulaciones con modelos de gestión”. En él, tras varias referencias genéricas a la necesidad de “una nueva aportación genérica, indeterminada”, los técnicos de la Generalitat concretan sus planes para el año 2027: “Esta aportación podría llegar a requerir una capacidad máxima de unos 2,5 metros cúbicos por segundo más allá de las actuaciones previstas en 2015, y no se plantea con qué actuaciones concretas podría alcanzarse, de modo que podría ser gracias a aumentos del potencial de desalinización o auxilios temporales desde otras cuencas vecinas”. El documento, publicado en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) el pasado 24 de diciembre, está plagado de referencias ambiguas a un trasvase del Ebro y señala en varias ocasiones que “no se ha concretado la posible tipología” de “la aportación necesaria que resolvería los déficit previstos”. Sin embargo, el anexo incluye un cuadro con la conexión entre la red de Aguas del Ter-Llobregat (ATL) y el Consorcio de Aguas de Tarragona (CAT) y, en otro pasaje, se refiere a la necesidad de “resolver las problemáticas del CAT como las del ATL y estudiar la posible interacción de los ámbitos hoy completamente independientes”. El ATL es el sistema que abastece de agua, entre otras zonas de Cataluña, a Barcelona y su área metropolitana”.