CHA reclama en Europa que reconsidere su postura ante las tasas a grandes superficies comerciales

Spread the love

CHA reclama a la Comisión Europea que reconsidere su posición ante las tasas que gobiernos como el de Aragón aplican a las grandes superficies comerciales. Tras conocer que Europa considera que esta tasa, de la que están exentos los establecimientos minoristas, es ilegal, CHA insiste en la necesidad de que las grandes superficies comerciales “asuman una parte del gasto que genera el impacto medioambiental que producen y el gasto que supone este modelo de negocio expansivo”– explica Miguel Martínez Tomey, responsable de asuntos europeos de CHA.

Se ha presentado, a través del grupo Ale – Los Verdes del que CHA forma parte dentro de la coalición Primavera Europea, una iniciativa para que “si la Comisión Europea ratifica su postura, busque una alternativa para que las grandes superficies compensen el daño que se deriva del desplazamiento de clientes en vehículos privados hasta las áreas comerciales y los gastos de consumo derivados del mantenimiento de estos espacios”.

Texto de la pregunta presentada ante la Comisión Europea

Recientemente la Comisión Europea ha remitido un escrito al gobierno español señalando que las tasas medioambientales aplicadas por los gobiernos de Aragón, Cataluña, Asturias, Navarra, La Rioja y Canarias sobre las grandes superficies comerciales tienen el carácter de ayudas de Estado no autorizadas. Dicho sistema de tasas medioambientales, sin embargo, ha sido refrendado por sucesivas sentencias de los tribunales españoles, incluido el Tribunal Constitucional, pero la Comisión, en su análisis preliminar, estima que conceden una ventaja selectiva a determinadas empresas en detrimento de otras a las que se atribuye, en razón de su superficie, un impacto negativo mayor en el medio ambiente, premisa que, en su opinión, no viene suficientemente respaldada por estudios o pruebas.

¿Ratifica la Comisión su postura inicial sobre estas ayudas? Si así es ¿planteará la Comisión un método alternativo para que las grandes superficies comerciales contribuyan a compensar el daño medioambiental que causa su modelo de negocio, basado en la utilización masiva del automóvil por parte de los consumidores, o se limitará a exigir el reintegro de las cantidades percibidas sin aportar una solución al problema de fondo que considere ajustada a la normativa europea?