CHA-Sabiñánigo pide limitar los parques fotovoltaicos a cinco hectáreas

Spread the love

Ramón López, presidente de CHA-Alto Gállego, ha registrado hoy martes alegaciones a la propuesta de modificación del PGOU de Sabiñánigo relativa a la regulación de las instalaciones fotovoltaicas, aprobado por el plenario hace un mes, con el objeto de que la regulación en el municipio sea similar a la de Jaca

El boletín oficial de la provincia del pasado 4 de marzo recogía el anuncio de la sesión extraordinaria del plenario de Sabiñánigo en la cual el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sabiñánigo (PSOE), utilizando su mayoría absoluta, aprobó modificar el PGOU del municipio para regular la instalación de plantas solares en nuestro municipio, con limitaciones muy insuficientes para Chunta Aragonesista.

En los antecedentes de la modificación se dice que “…la redacción de esta modificación del PGOU ha sido coordinada con el Ayuntamiento de Jaca con quien comparte idéntica problemática y con la intención de, respetando la autonomía y casuística propia de cada municipio, converger en una regulación similar que ordene ambos municipios”.

Es evidente que finalmente esta convergencia finalmente no se produjo, puesto que la regulación realizada por el Ayuntamiento de Jaca es más restrictiva cuando en el punto 9.1 se dice: “La superficie máxima que podrá tener una instalación de generación de energía fotovoltaica, en los casos permitidos, será de cinco hectáreas. Deberá estar separada de cualquier otra instalación un mínimo de quinientos metros medidos o el doble de la distancia del lado largo de placa a placa hasta el punto más desfavorable”.

“Por todo ello hoy hemos registrado alegaciones al acuerdo provisional de la modificación aislada del Plan General de Ordenación Urbana nº 27 de Sabiñánigo, relativa a la regulación de las instalaciones fotovoltaicas de generación de energía eléctrica, solicitando que en cuanto a superficies de las instalaciones, distancias entre instalaciones y distancias a los núcleos la regulación del ayuntamiento de Sabiñánigo sea similar al de Jaca”, explica Ramón López, presidente de CHA-Alto Gállego.

Desde CHA consideramos que supone una temeridad no incluir la limitación de número de hectáreas o distancias, como si ha aprobado el ayuntamiento de Jaca con el voto de PSOE, CHA, +Jaca y PP, donde se establece un máximo de 5 hectáreas de extensión, y 500 metros de distancia mínima entre las plantas fotovoltaicas.

Para Ramón López, presidente de CHA-Alto Gállego, “ligar la instalación de un parque fotovoltaico a la obligada declaración de interés general supone una amenaza para el territorio porque deja al libre albedrío del equipo de gobierno municipal de turno la declaración o no de ese interés general, y es que parques fotovoltaicos de decenas de hectáreas no tienen nada que ver con la filosofía del autoconsumo, sino con la política y extractiva que ya sufrió nuestra comarca en el pasado con la energía hidráulica”.

“No se sostiene la explicación del equipo de gobierno aduciendo unos criterios técnicos para no establecer las mismas restricciones que los criterios técnicos no han impedido que se establezcan en el PGOU de Jaca, por lo que nos gustaría creer que van a atender nuestras alegaciones”, ha concluido el presidente de CHA-Alto Gállego.