CHA solicita extender a toda la ciudad de Zaragoza el programa “Los comedores son para el verano”

Spread the love

Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Zaragoza solicita extender el programa “Los comedores escolares son para el verano” que se ha puesto en marcha en el distrito del Actur, al resto de la ciudad, en los mismos términos y condiciones que se presta en este barrio zaragozano. Un programa que tiene un coste de 11.600 euros y que ha sido sufragado íntegramente con el dinero de la Junta de Distrito.

CHA considera “beneficencia” la actuación del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Zaragoza para dar de comer a niños sin recursos, en cinco de los 31 colegios abiertos por vacaciones en la capital aragonesa. “Las dos principales instituciones de Aragón no están dando la talla. Están dejando tirados a cientos de personas que están sufriendo una crisis no provocada por ellos. Les dejan en la estacada y encima estigmatizan a sus hijos al admitirles solo para comer, mientras el resto de niños juegan y participan en el resto de actividades”, afirma el concejal de CHA.

Además, CHA solicita que tanto el Gobierno de Aragón como el Ayuntamiento de Zaragoza aplique los criterios que se están aplicando en el Actur para incluir a estos niños en este programa: que la situación económica de sus familias sea la actual, la de este año y no la de dos años atrás ya que los criterios. También que tomen ejemplo del programa del Actur, y extiendan las actividades a agosto y septiembre, no solo a julio. “No queremos que se improvise. No queremos que miles de familias sigan soportando la angustia de no tener ni siquiera para alimentar correctamente a sus hijos e hijas. Queremos que se incluya el programa integral para que estas personas puedan tener cierto alivio dentro de su precaria situación económica”, concluye el presidente del Distrito del Actur.

Nuestro grupo político tanto en el Ayuntamiento como en las Cortes de Aragón solicita que el Gobierno de Aragón complemente el dinero que recibirá del Estado para este tipo de situaciones. Ya tienen el modelo de cómo hacerlo, el del distrito del ACTUR de Zaragoza que ya se realiza desde el año pasado, a iniciativa de CHA, precisamente.

En este distrito, el año pasado ya se atendieron durante el verano a 47 niños niñas lo que significa que estamos ante un problema creciente de emergencia social. El programa que realizan no se limita solo a garantizar una comida en condiciones sino que se realizan también actividades socioeducativas, en un marco de inclusión más amplio, “porque detrás de cada niño o niña con problemas de nutrición hay una familia en una grave situación económica”, concluye Carmelo Asensio.