CHA-Uesca lamenta el derribo de la casa más antigua de la ciudad

Spread the love

Para Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca “es evidente que ni se ha respetado el proyecto de edificación ni lo dictaminado por la Comisión Provincial de Patrimonio y ahora solo queda que paralizar las obras, denunciar a quienes han llevado a cabo semejante tropelía, y obligar a reconstruir la fachada exterior igual que estaba

Tristemente la piqueta se ha llevado por delante la vivienda más antigua que quedaba en pie en nuestra ciudad, datada de finales del siglo XV situada en la antigua judería y que pudo albergar la sinagoga menor.

La fachada ha sido derribada para introducir una excavadora en su interior pese a que el proyecto de edificación incluía la conservación de la misma en su integridad, y este proyecto fue aprobado por la Comisión Provincial de Patrimonio del Gobierno de Aragón determinando “realizar una restauración fidedigna de las fábricas de la fachada a la calle, respetando los materiales y rejuntados originales”.

Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca denuncia que “es evidente que ni se ha respetado el proyecto de edificación ni lo dictaminado por la Comisión Provincial de Patrimonio, y es que desgraciadamente este tipo de lamentables actuaciones son algo que tolera la administración cuando no llega incluso a impulsarlas como en el edificio del antiguo Seminario”.

“Es lamentable permitir la adquisición de este inmueble con unas cargas de conservación que abarataban su adquisición, para luego derribar toda la vivienda sin ningún respeto al patrimonio histórico, al igual que se obligaba a la contratación de un arqueólogo para valorar los hallazgos si los hubiere”, explica Alastruey.

“Solo queda paralizar las obras, denunciar a quienes han llevado a cabo semejante tropelía para que no salga gratis destruir el patrimonio histórico de nuestra ciudad y obligar a reconstruir la fachada exterior igual que estaba”, ha concluido Alastruey.