CHA-Uesca pide que todo el coste de la escuela infantil del cuartel “Sancho Ramírez” lo asuma el Ministerio de Defensa

Spread the love

César Ceresuela presidente de CHA-Plana de Uesca recuerda que “la asignatura pendiente que tiene la ciudad en esta materia es dotar al Barrio Perpetuo Socorro de oferta educativa 0-3”

La recuperación de la escuela infantil 0-3 años en el barrio del Perpetuo Socorro, vinculada al colegio Pío XII es una necesidad imperiosa en un barrio que no cuenta tampoco con ninguna guardería privada. Para ello sería necesaria una reforma del centro escolar adaptándolo a las actuales exigencias y demandas en cuanto a arquitectura, espacios escolares y sostenibilidad como un punto para la dinamización social, objetivos que en la pasada legislatura dijo compartir la entonces Consejera de Educación del Gobierno de Aragón. De hecho la puesta en marcha del aula de 2 años por parte del Gobierno de Aragón ha tenido muy buena aceptación pero es claramente insuficiente.

En octubre de 2018 se firmó un convenio entre el Ayuntamiento de Huesca y el Gobierno de Aragón para la adquisición de terrenos por valor de 2,6 millones de euros, destinados a la ampliación del cuartel militar y en el mismo se menciona que “la reapertura de esta infraestructura militar constituiría en si mismo un nuevo elemento de integración en el barrio del Perpetuo Socorro y una importante oportunidad para el barrio y para la ciudad a la hora de implementar nuevos servicios sanitarios y educativos”.

En cuanto a implementar servicios educativos lo que nos encontramos es la construcción por parte del Ministerio de Defensa de un centro infantil 0-3 años en las instalaciones del acuartelamiento Sancho Ramírez, y la justificación es que “se pretende facilitar la conciliación de la vida familiar de los miembros de las Fuerzas Armadas y del personal civil a su servicio, así como la mejora de sus condiciones laborales”.

Para César Ceresuela, presidente de CHA-Plana de Uesca, “se ha perdido la oportunidad de dotar de un servicio al barrio para facilitar la conciliación a las familias y la mejora de sus condiciones laborales, también a las que prestan servicio en el cuartel Sancho Ramírez, integrando en el barrio a estas y no provocando una segregación educativa que da la espalda al barrio”.

Ayer el Gobierno de Aragón aprobó la financiación del profesorado de esta escuela infantil, pero desde CHA-Uesca creemos que todo el coste de la “Sancho Ramírez” debe asumirlo el Ministerio de Defensa, y así lo vamos a solicitar en el Senado, mientras recordamos al Gobierno de Aragón que la asignatura pendiente es dotar al Barrio Perpetuo Socorro de una escuela infantil 0-3 años.

Como ha recordado en numerosas ocasiones la Asociación de Vecinos Perpetuo Socorro “el antiguo acuartelamiento ya se encontraba en este barrio y poco o nada influía en la vida social, cultural, educativa y de infraestructuras del barrio”, “y parece que con la reapertura nada va a cambiar”, concluye Ceresuela.