CHA vuelve a reclamar en el Senado que el Gobierno de España descarte el proyecto para construir una central hidroeléctrica en el río Guadalope

Spread the love

José Manuel Salvador, secretario territorial de CHA en las comarcas turolenses, traslada su apoyo a los siete municipios afectados, y considera inasumible el proyecto, tanto por su fuerte impacto ambiental presente y futuro como por los escasos puestos de trabajo que se crearán en la zona

El secretario territorial de Chunta Aragonesista en las comarcas turolenses, José Manuel Salvador, ha reiterado su preocupación por el proyecto presentado por una empresa energética para construir una central hidroeléctrica en el río Guadalope con un bombeo entre Aguaviva y Calanda, y que afectaría a un total de siete municipios del Bajo Aragón.

“Se trata de una instalación de almacenamiento de energía eléctrica, que se basa en la operación de una central de bombeo reversible para verter la energía en la subestación Mudéjar de Andorra a través de una línea de alta tensión, y que afectaría a los términos municipales de Aguaviva, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Castelserás y La Ginebrosa”, ha explicado.

Salvador ha señalado que “algunos ayuntamientos han calificado el proyecto de locura para el territorio y para toda la cuenca del Guadalope, tanto por su fuerte impacto ambiental presente y futuro como por los escasos puestos de trabajo que se crearán en la zona”.

Por este motivo, CHA presentó una iniciativa en el Senado a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar al Gobierno de España que descarte definitivamente el proyecto presentado para construir una central hidroeléctrica en el río Guadalope.

En su respuesta, la Confederación Hidrográfica del Ebro ha señalado que “a lo largo de la tramitación del expediente, se procederá a realizar los trámites establecidos de información pública y comparecencia de los posibles afectados, así como a la valoración de su afección ambiental. En consecuencia, no es posible determinar el contenido de la resolución”.

José Manuel Salvador ha insistido en la necesidad de que, dado el rechazo social existente y el impacto ambiental que podría provocar, el Gobierno de España descarte definitivamente el proyecto, por lo que ha anunciado la presentación de una nueva iniciativa en la Cámara Alta en este sentido.