El diputado de CHA-La Izquierda de Aragón, Chesús Yuste, ha presentado en el Congreso 1.000 iniciativas sobre el Alto Aragón en 31 meses

Spread the love

El diputado de CHA por la Izquierda de Aragón, Chesús Yuste, acompañado por José Ramón Ceresuela, Secretario Territorial de CHA, ha realizado hoy en Huesca el balance de sus 31 meses en el Congreso de los Diputados.

José Ramón Ceresuela le ha agradecido su labor, el haber trasladado la realidad que vivimos, mediante una labor interactiva con el territorio, mientras el resto de diputados altoaragoneses se dedicaban a “calentar el escaño” y en algunos casos a ser “verdugos” de nuestras aspiraciones, como cuando la diputado del PP Blanca Puyuelo hizo de portavoz para oponerse a la iniciativa de Chesús Yuste que pedía concretar compromisos con la reapertura de la línea internacional de Canfranc.

Yuste ha recordado que a principio de legislatura se comprometió a ser el diputado del Alto Aragón y se ha cumplido el compromiso, recorriendo las diez comarcas y presentando 2.752 iniciativas, de las cuales 1.000 son referidas a las diez comarcas altoragonesas, las cuales ha recorrido una a una para conocer de primera mano y tener contacto directo con la gente para trasladar sus problemas al Congreso.

El diputado de CHA por la Izquierda de Aragón, ha recordado que fue uno de los primeros en apostar por la transparencia total, publicando su nómina y su agenda y ha definido estos 31 meses como vertiginosos.

Los ejes principales de las iniciativas altoaragonesas han versado sobre la reapertura internacional del Canfranc, ante una situación que ha definido como desesperante, o los ejes carreteros de los que ya Yuste hace meses predijo que no se culminaría ninguno de ellos bajo el mandato de Rajoy, el cual no ha querido atender el déficit de infraestructuras que arrastra Aragón en su conjunto.

Yuste ha recordado que se abren nuevos desafíos y amenazas con la fractura hidráulica o fracking, y por eso fue el primer diputado en llevar este debate al Congreso ante la irresponsabilidad del Gobierno de España. Como no podía ser de otra forma en coherencia con la apuesta de CHA por la Nueva Cultura del Agua, los planes de restitución de Jánovas, Montearagón o Almudébar han estado en el Congreso, así como los deslizamientos de las laderas de Yesa o la oposición al embalse de Biscarrués y a un nuevo intento de trasvase. También numerosas iniciativas se han centrado en todo lo que es el patrimonio expoliado, encontrando nula colaboración del Ministro Wert pese a que la Presidenta de Aragón dijo que con un Gobierno del PP en Madrid las cosas cambiarían, y se ha visto que por desgracia no ha sido así. En materia de patrimonio lingüístico ha recordado el impulso del recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de No Lenguas de Aragón.

“He estado en el Congreso 31 meses para hacer pedagogía de Aragón, para defender los intereses de este país, para trasladar muchos proyectos que aquí se consensúan, y espero que el resto de diputados aragoneses sean por fin conscientes de que se pueden hacer estas cosas pensando en quienes les votan y no en los dictados de Madrid”, ha afirmado Yuste.