El Gobierno del Ayuntamiento de Escucha recuerda que la pérdida de caudal de los manantiales es la causa de la restricción de agua en la localidad y por tanto de la empresa Genepol

Spread the love

El equipo de Gobierno de la localidad de Escucha tuvo que adoptar el pasado martes la restricción de agua en la localidad ante la falta de caudales que se ha experimentado en los últimos días de los manantiales habituales. “La falta de lluvias que recargaran los acuíferos, el aumento de población en periodo estival y las sucesivas olas de calor que aumentan consumo agua en las casas han sido determinantes para tomar esta decisión”, expilca Javier Carbó, alcalde de Escucha.

De este modo desde el martes se están llevado agua en camiones -cisterna para abastecer a la localidad con las consiguientes problemas para los habitantes de Escucha como para la empresa Genespol.

“Conociendo esta situación, no entendemos la actitud de los responsables de la empresa intentado culpar al Ayuntamiento de algo que está fuera de su capacidad de respuesta”, explica Carbó. “La solución definitiva para evitar este problema de abatecimiento de agua para la empresa pasaría por realizar toda una serie de infraestructuras que no pueden solucionarse de la noche a la mañana. Van a contar con nuestro apoyo para establecer un convenio de abastecimiento porque somos conscientes del empleo que genera en la zona, pero no pueden pedirnos un imposible y mucho menos llegar hasta la denuncia cuando se está haciendo lo posible para solventar el problema del mejor modo”, concluye Carbó.