El Presidente de CHA presenta las alegaciones a la orden de ayudas contra la despoblación del Gobierno de España, por ser excluyente e injusta con la realidad de Aragón

Spread the love

Joaquín Palacín, presidente de CHA y José Ramón Ceresuela, Secretario Territorial de CHA en el Alto Aragón, han exigido que los ayuntamientos, las comarcas y las pequeñas empresas tengan más protagonismo en la lucha contra la despoblación y puedan acceder a los fondos europeos

El Presidente de CHA, Joaquín Palacín, acompañado por el Secretario Territorial de CHA en el Alto Aragón, José Ramón Ceresuela, han presentado en rueda de prensa las alegaciones a la Orden del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones para la financiación de proyectos innovadores para la transformación territorial y la lucha contra la despoblación, donde han denunciado que “limitar las convocatorias de subvenciones para la financiación de proyectos innovadores para la transformación territorial y la lucha contra la despoblación a entidades de carácter supraprovincial, autonómico o estatal es un tremendo error”.

“El tejido social del medio rural está ligado a asociaciones locales y comarcales, que pueden desarrollar proyectos de gran interés atendiendo a las verdaderas necesidades del territorio, por eso los fondos europeos no pueden dar la espalda a esta realidad y eso lo sabemos perfectamente quienes vivimos en él y lo recorremos todos los días”, ha afirmado Palacín.

La propuesta planteada por el Gobierno de España en el borrador también dejaría fuera a los Grupos de Acción Local, entidades gestoras de los fondos Leader que también disponen de una importante experiencia operativa y capacidad de gestión en actuaciones frente al reto demográfico, además de una representación adecuada del territorio en el ámbito social, económico y político.

Por otro lado no entendemos que se eluda definir que es zona despoblada y que los criterios generales de valoración no tengan en cuenta realidades poblacionales como la aragonesa, al hablar de municipios de hasta 5.000 habitantes, o agrupaciones de municipios donde más de la mitad tengan menos de 5.000 y ninguno supere los 20.000. ¿Cómo se puede hacer competir en el acceso a ayudas a un municipio como Tella-Sin o Albalatillo por poner dos ejemplos, con Comarruga o La Pineda?, se preguntan desde CHA.

“Por ello desde CHA proponemos añadir criterios generales ligados a la valoración territorial, ahondando en una zonificación que apueste por una discriminación positiva hacia los municipios con más dificultades, para lo cual Aragón tiene sus propios instrumentos de zonificación de análisis del desarrollo territorial, aprobados en la Estrategia de Ordenación del Territorio y en la Directriz de Política Demográfica y contra la Despoblación”, ha explicado Palacín.

“Confiamos que el Gobierno de España tenga en cuenta nuestras propuestas y modifique esta orden que consideramos excluyente e injusta para que sea posible impulsar programas de actuación para revitalizar el territorio consiguiendo que estas ayudas públicas sirvan realmente a las necesidades de Aragón”, ha concluido el Presidente de CHA.