HUESCA: CHA pide información de la contrata a la empresa Dornier y de sus subcontratas

Spread the love
Chunta Aragonesista ha registrado una solicitud al Ayuntamiento de Huesca, en la que demandamos información acerca de la contrata a la empresa Dornier y de las subcontratas a través de las cuales está llevando a cabo el Servicio de estacionamiento regulado en la vía pública, el servicio de retirada de vehículos, el servicio de depósito municipal de vehículos y el servicio de asistencia técnica y colaboración en materia de cobro de multas.

Este contrato tiene establecido en sus cláusulas que solamente puede ejecutarse a través de subcontratación un máximo del 33 % del contrato, pero puede estar superándose ese porcentaje ya que a través de subcontratas se gestiona el depósito de vehículo, vigilancia y atención al público, mantenimiento de parquímetros, gestión de multas, y señalización de carril bici. A todo ello hay que sumar que desde CHA dudamos de que se hayan puesto en marcha las mejoras que ofertó la empresa y por las que ganó el concurso por lo que queremos que el Equipo de Gobierno Municipal nos informe, y también que nos explique por qué el depósito de vehículos no presta servicio informatizado conectado a la Policía Local, por qué los lectores de tarjeta no funcionan, si el servicio de grúa está siempre operativo, si esta operatividad afecta al resto de los servicios, si existe un encargado, si la plantilla de trabajadores ha aumentado o disminuido, y si se cumple la normativa en materia laboral en todos los casos. “Muy grave nos parece también el conocer que se están tramitando multas en la zona azul que aparecen firmadas por agentes controladores fuera de su horario laboral, es decir firmadas por agentes que en ese momento no estaban prestando servicio”, denuncia David Félez, coordinador de CHA-Huesca.

 “Del mismo modo es muy grave que se viole el derecho a la protección de datos de los agentes controladores, cuyo nombre aparece reflejado en las sanciones que les llegan a los ciudadanos, y exigimos que se adopten medidas urgentes para conservar el derecho a la privacidad de los agentes”, afirma Félez. Si la privatización supone una precarización del empleo, la subcontratación por parte de las empresas concesionarias es una “vuelta de tuerca” más y una consecuencia más de los problemas que conllevan las privatizaciones, por lo que debería de ponerse freno, por parte de un Equipo de Gobierno que no pone interés en vigilar y controlar las condiciones en las que se están ejecutando las contratas municipales.