HUESCA: En desacuerdo con las condiciones de adjudicación del parking de la plaza Constitución

Spread the love

El miércoles pasado se publicó el anuncio de licitación del contrato para los Trabajos de vigilancia y control de los accesos al aparcamiento de la Universidad, situado en la plaza de la Constitución de Huesca, así como la gestión de recaudación del mismo. La participación en este contrato va dirigido exclusivamente a Centros Especiales de Empleo y en la licitación se considera como única forma de adjudicación la oferta económica más baja.

Chunta Aragonesista recuerda que hace apenas tres semanas la Fundación Agustín Serrate solicitaba que en este tipo de contratos dirigidos a Centros Especiales de Empleo se valoraran más las cuestiones técnicas de la oferta que las ofertas económicas a la baja, pues de lo contrario se perjudicaba a entidades que daban más calidad de servicio y se beneficiaba a las empresas con más capacidad económica.

En el caso de la oferta que hace el Ayuntamiento de Huesca el único requisito técnico que se exige es el de que la empresa haya ejecutado un trabajo análogo al del objeto del contrato en los últimos tres años, sin que exista ninguna puntuación de las cuestiones técnicas a la hora de valorar la oferta. Por otra parte, tampoco se exige una declaración de haber tenido en cuenta, en la presentación de la oferta, las obligaciones legales en materia laboral y medioambientales.

A juicio de Alberto Esteban “el equipo de gobernabilidad PP-PAR demuestra una vez más que a la hora de contratar la gestión de los servicios municipales solo le interesa el recortar gasto sin tener en cuenta, en este caso, la labor social de los Centros Especiales de Empleo. Para el PP-PAR lo que menos importa es la calidad del servicio ni las condiciones laborales de trabajadores y trabajadoras”.

CHA considera que en el caso de la contratación con Centros Especiales de Empleo debería tenerse en cuenta sobre todo la calidad del servicio y valorar más las ofertas de entidades sin ánimo lucro, porque en este caso se respetan más las condiciones y derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras.

En este sentido, Alberto Esteban recuerda que “no todos los Centros Especiales de Empleo son iguales y, cada vez más, algunos pertenecen a empresas que priman sobre todo el beneficio empresarial. A raíz de la explosión de la burbuja inmobiliaria bastantes empresas del sector inmobiliario, que tienen gran capacidad económica, han diversificado o transformado su actividad y han entrado en el sector de la discapacidad. Es el caso de SIFU que arrebató el contrato de mantenimiento de los jardines de los hospitales del SALUD en Huesca a la Fundación Agustín Serrate, y de la que tenemos noticias de quejas por las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras.”

“El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huesca debe demostrar con hechos y no con palabras su apoyo al sector de la discapacidad, lo que se debe reflejar en los requisitos de los pliegos de los contratos dirigidos a los Centros Especiales de Empleo”, concluye Esteban.