HUESCA: La caducidad de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del tramo entre Siétamo-Huesca es reflejo de la discriminación del Estado

Spread the love

Que hayan pasado cinco años desde la aprobación de la declaración de impacto ambiental (DIA) del tramo de la A-22 entre Huesca y Siétamo sin que se hayan iniciado las obras, demuestra la dejadez y falta de compromiso del Gobierno de España y con las infraestructuras pendientes para el desarrollo de la capital del Alto Aragón y con Aragón en general.

Para el concejal del Ayuntamiento de Huesca, Luis Gállego, “resulta esperpéntico que una autovía, la A-22 siga teniendo su final en unos campos, cuando los 13 kilómetros finales son vitales para mejorar la movilidad y la seguridad de los numerosos vehículos que circulan entre la A-22 y la A-23, todo ello pese a que la actual Ministra de Fomento, Ana Pastor, se comprometió con su licitación a principios de 2013”.

Dada la falta de compromiso inversor del Ministerio de Fomento y llegados a este punto desde CHA consideramos prioritario, como ya ha aprobado el mismo Ayuntamiento de Huesca, el impulso de la Variante Sur de Huesca como interconexión directa de las dos autovías con el Parque Tecnológico Walqa, Plataforma Logística de Huesca (PLUS), Aeropuerto Huesca-Pirineos, y las carreteras autonómicas A-131 (con un flujo superior a los 7.000 vehículos diarios) y la A-1212 (con una densidad de tráfico de 1.700 vehículos diarios). Además hay que recordar que la construcción de esta variante era una de las medidas que se debían de llevar a cabo según el Plan Estratégico para Huesca presentado recientemente por la alcaldesa Alós y el Consejero Bono.

“La construcción de la variante es urgente porque este tramo genera un cuello de botella al intenso tráfico que circula por la autovía A-22 de salida o en dirección a Huesca, con limitaciones actuales de 70 kilómetros hora en gran parte de trazado, y con la presencia de tres rádares que intentan eliminar accidentes en el cruce de Loporzano, Quicena y Tierz, pero para ello es necesario que la Alcaldesa de Huesca, y el PP de Aragón en general, dejen ser cómplices de los incumplimientos del Gobierno de España”, afirma Gállego.