Intervención del portavoz de CHA, José Luis Soro, en el debate de política general de las Cortes de Aragón

Spread the love

El señor diputado SORO DOMINGO:

Muitas grazias, siñor Presidén. Bon dia, senyora Presidenta. Buenos días, señorías.

Mis primeras palabras, señorías, son de solidaridad con el pueblo palestino, que está sufriendo el ataque genocida del Estado de Israel con la complicidad vergonzosa de la comunidad internacional. Estamos para hablar de Aragón; no estamos para hablar ni de Andalucía, ni de Cataluña, ni tanto de España, pero creo que, al menos, esa referencia, hoy, a gente que está siendo asesinada en este momento era lo mínimo por decencia política.

Dicho esto, en Aragón, hoy, señora Rudi, tenemos buenas noticias. Hoy, señora Rudi, es un gran día para Aragón; hoy, es su último debate como presidenta de Aragón. Y lo voy a volver a repetir, porque me sienta muy bien decirlo: hoy, señora Rudi, es su último debate como presidenta de Aragón. Es evidente que usted, ayer, señora Rudi, intentó mantener el tipo; hoy, también.

Ayer, cero autocrítica, mucho autobombo, pero, señora Rudi, sus palabras de ayer y las de hoy suenan a epílogo, sus palabras, señora Rudi, le aseguro que suenan a final. Mire, es como un play-off en el que usted ya ha perdido los tres últimos partidos, ya está descalificada, no tiene ninguna posibilidad de remontar y solo le queda una salida, y la única salida es la huida hacia adelante. Y eso es lo que está haciendo usted —ayer, fue clarísimo—, huir hacia adelante. Lo de ayer, además, señora Rudi —y se lo digo con todo el respeto y sin insultar; es una forma descriptiva—, lo de ayer fue juego sucio, lo que hizo usted ayer fue juego sucio, porque se aprovechó de estas Cortes para lanzar mensajes como presidenta del PP y, de paso, intentar desviar la atención para hablar del número de diputados y diputadas.

Señora Rudi, usted dejó ayer muy claro con esa actitud que está en plena campaña electoral y que los próximos meses ya no va a presidir un Gobierno de Aragón, sino que lo que va a hacer es presidir el gabinete de propaganda del Partido Popular. Muy bien, en eso estaremos, señora Rudi. Pero mire, no le va a servir de nada, porque los aragoneses, a estas alturas, le aseguro que ya no se tragan sus soflamas triunfalistas y autocomplacientes.

En Chunta Aragonesista, en todo caso, nos interesa mucho más el futuro que el pasado, así que lo que hoy queremos, señora Rudi, dirigirnos directamente a la gente, a esos ciudadanos que hoy están siguiendo este debate en directo y a los aragoneses y aragonesas, a los ciudadanos que se informarán después a través de los medios de comunicación.

Mire, queremos explicarle, en primer lugar, a esta gente cuál es la responsabilidad de su Gobierno en esta situación, porque es mucha, señora Rudi –luego hablamos también de la herencia—, queremos explicarle también a la gente que desde la derecha —y no lo digo de forma despectiva, lo digo de forma descriptiva—, desde la derecha, con ustedes, desde luego, no darán solución a los problemas que tienen. ¿Por qué? Pues, porque su proyecto político, el de la derecha, es precisamente este: el de una sociedad cada vez más clasista y desigual, un Aragón cada vez más desdibujado y subordinado a Madrid. Un Aragón sin capacidad de decidir. Ese es su modelo y en esa línea están yendo ustedes.

Pero hoy, sobre todo, lo que queremos explicar a la ciudadanía es que hay alternativa, señora Rudi, que cuando les echen a ustedes —porque puede estar segura que en 2015 les echarán a ustedes—, podremos entonces, desde el aragonesismo, el aragonesismo de siempre, el que venimos practicando desde hace décadas, desde el aragonesismo y la izquierda, podremos rehacer todo lo que ustedes han deshecho a lo largo de estos años y construir, señora Rudi, el Aragón más social, plural e ilusionante en el mundo, más justo y solidario posible.

Señora Rudi, este es el compromiso de Chunta Aragonesista, no nos conformamos con menos, y en eso estamos ya volcados en cuerpo y alma los hombres y mujeres de Chunta Aragonesista. Ellos también han participado en la preparación de esta intervención; la hago yo como portavoz de mi grupo, pero es fruto del trabajo colectivo, como digo, en mi grupo parlamentario.

Y, además, también han colaborado ciudadanos y ciudadanas, que nos han transmitido su realidad del día a día a través de las redes sociales. A todos ellos, señora Rudi, les doy las gracias. Mire, no me resisto a leer un tweet que acabo de leer hace un rato mientras usted intervenía y había un ciudadano que decía en Twitter que usted habló «montada en un unicornio rosa del país de la piruleta», eso es lo que decía un ciudadano.  En todo caso, como le digo, gracias a todos los que nos han ayudado, y confío en que se vean reflejados en estas palabras.

Señora Rudi, empiezo con una pregunta muy directa: ¿qué es para usted Aragón? Sabemos qué es Cataluña, Andalucía, España, pero le pregunto qué es para usted Aragón, qué ve cuando mira a Aragón, señora Rudi.

Matteo Renzi, el primer ministro italiano, hace poco dijo en el Parlamento Europeo que si Europa se hiciera hoy un selfie, mostraría una cara de cansancio, resignación y aburrimiento.

¿Qué imagen cree, señora Rudi, que se reflejaría de Aragón si nos hiciéramos esa autofoto? Espero que me conteste después, pero, por favor, no me conteste lo de la cara de confianza e ilusión que dijo usted ayer, porque es que no cuela, no se lo traga nadie. Desde luego, es usted muy española con la frase de Ortega, la que antes comentaba con el señor Lambán, desde luego, usted sí que es española porque niega la realidad con un estilo y una clase, desde luego, impresionante. Veremos lo que me dice después.

Yo, mire, no quiero ser negativo, al revés, no quiero ser negativo porque en Chunta Aragonesista, le aseguro que somos plenamente conscientes del gran potencial que tiene Aragón, nuestro país. Pero es que sabemos, señora Rudi, que por culpa de ustedes, lo que saldría en ese selfie de Aragón sería una cara de sufrimiento, de cabreo y de hartazgo. Esa, señora Rudi, desgraciadamente, es la realidad.

¿Y sabe cuál es el verdadero problema? Que eso, a usted, le trae sin cuidado, le importa mucho más la imagen que saldría si se hiciera ese selfie en la sede de Génova con los dirigentes de su partido, señora Rudi. Eso es lo que de verdad le quita el sueño a usted: el Partido Popular. Aragón, señora Rudi, es solo su actual centro de trabajo, como antes lo fueron Zaragoza, como antes lo fue Madrid o como después lo fue Bruselas, poco más.

Para usted, señora Rudi, Aragón no es una prioridad, es algo accidental y transitorio. Usted, señora Rudi, se sonríe y me dirá, como me dice siempre, que en Chunta Aragonesista no tenemos la exclusiva de la defensa de Aragón. Pero es que, mire, lo suyo es una pose forzada de Agustina de Aragón, porque luego lo que hace es justificar las decisiones antiaragonesas de Madrid y las agresiones y menosprecios que recibimos del Gobierno central.

Mire, durante su mandato, las infraestructuras que necesitamos, y que dependen de la voluntad política del Gobierno central, no han avanzado nada; cada día las cosas están peor. La última reunión cuatripartita del Canfranc, después de tanto tiempo reivindicándola, fue un auténtico fiasco. Señora Rudi, por mucho que intenten vender humo, seguimos sin compromisos, ni de fechas ni presupuestarios, y eso, a pesar de que es un proyecto absolutamente posible y viable. Señora Rudi, deje de marear la perdiz con la TCP, como hizo ayer, como ha hecho hoy y como hace siempre, y exija la reapertura del Canfranc, que a estas alturas no solo es un tren, es mucho más, es un símbolo de la lucha del pueblo de Aragón y un símbolo del desprecio de los gobiernos de Madrid con respecto a los aragoneses y aragonesas.

Exactamente igual, con imagen durísima que supongo que usted habrá visto muchas ves y que a mí me pone los pelos de punta, y hablo de la imagen de la autovía Huesca-Lleida en Siétamo —supongo que sabe de lo que hablo—, una carretera que da al vacío, se corta en seco y, a continuación, la nada, la nada presupuestaria, señora Rudi, exactamente igual que con la autovía del Pirineo o con la mudéjar. Bueno, el otro día inauguraron casi tres kilómetros de autovía, ¡algo impresionante! Desde luego, por ahí vamos muy bien.

 Esta falta de compromiso económico, además, en la Nacional II y la 232, lo que hace es provocar muertos, señora Rudi. Y solo hay una solución, todo lo demás son ñapas, solo hay una solución, que son los desdoblamientos. Y fíjese que usted, ayer, ni siquiera nombró nuestra red de carreteras, y es normal que no se atrevan a nombrarlas, porque desde luego son propias de un episodio de los autos locos. No me extraña, desde luego, que no las nombrara.

En comunicaciones ferroviarias, más de lo mismo, más de nada: el contrato con Renfe para el transporte de viajeros de media distancia sigue sin firmarse. No hay fecha para ampliar los regionales pactados hace casi un año (de Zaragoza a Huesca, Alagón y Lleida). Seguimos sin noticias de las cercanías, seguimos sin un plan estructurante de transporte… Lo de la red ferroviaria de mercancías que decía ayer que están estudiando, señora Rudi, es como una ópera bufa y no voy a entrar en ese tema.

Mire, ¿sabe cuál es el problema? Que España nos trata como un protectorado y usted asume entregada el papel de delegada de la metrópoli. Esa, señora Rudi, es la realidad. Es usted incapaz de exigirle a Madrid que se siente a negociar de tú a tú, negociar de tú a tú con el Estado español, señora Rudi, la bilateralidad. Hablo, por supuesto, de la bilateralidad, que es la clave de la relación con el Estado. La Comisión Bilateral no ha servido para nada, señora Rudi, para recoger algunas migajas, han recogido migajas.

Hoy, ha salido ya el señor Pizarro y tengo que decirle que por fin hemos entendido por qué nombró al señor Pizarro para estar en la Comisión Bilateral. Ahora que es jefazo de El Corte Inglés, al menos negociará cheque-regalo para los aragoneses, ¿no?, irá por ahí el tema porque, si no, le aseguro que no entendemos nada. Permítame que nos tomemos a chufla lo de la Comisión Bilateral, porque es justo lo que hacen en el Gobierno central, que se le ríen en la cara con la bilateralidad.

 Mire, el problema es que usted no se enfrenta con el Gobierno central pero tampoco hace sus deberes aquí, en Aragón. Han conseguido algo muy difícil, han conseguido la cuadratura del círculo presupuestario: suprimen inversiones públicas y recortan gasto social, todo eso, pero la deuda a la vez está desbocada, señora Rudi, han superado ya los seis mil millones de euros.

Y el problema no solo es el montante de la deuda, que es impagable —lo digo una vez más, es preciso hacer una auditoría y determinar la parte que no debemos pagar—, el problema no es solo el montante, repito, el problema es para qué se endeudan ustedes.

No se endeudan para financiar inversiones productivas, en absoluto. Mire, un dato: del millón ciento sesenta mil euros que piden prestado este año, van a destinar casi todo, un millón, a amortizar préstamos y deuda pública y a pagar intereses. Es decir, cogen dinero de un banco y lo llevan a otro banco. Desde luego, esto es digno de nominación para un premio nobel de antieconomía.

Y, además, incumplen, señora Rudi, los objetivos de déficit, lo sabe bien. Pecó el año pasado, volverá a pecar en 2014. Porque, mire, no soy adivino, pero es que, si en cuatro meses consumen el 60% del desfase permitido para todo el año, es imposible que luego cierren el ejercicio en el 1%. Ya veremos, pero, desde luego, aritméticamente lo vemos imposible.

Pero, fíjese, el problema es que ustedes mismos se ponen las reglas y luego las incumplen, señora Rudi. Ustedes, los liberales, ¿qué dirán de usted a sus espaldas en los corrillos liberales tal como trata usted esto del déficit?

Están ustedes enrocados en un juego diabólico que nos lleva a un callejón sin salida: mal si se cumple el déficit porque habrá sido a costa de los recortes y mal si se incumple porque habrá más recortes. Señora Rudi, en ambos casos, quien sale perdiendo es la ciudadanía.

Entonces, ¿no hay solución?, me dirá. Sí, claro que la hay, señora Rudi, hay solución: hay que relativizar la importancia del cumplimiento del déficit, relativizarla, no es la santa Biblia, hay que relativizarla, hay que derogar el artículo 135 de la Constitución, hay que cambiar radicalmente las políticas presupuestarias y financieras. ¿No quería usted más recursos? «Me gustaría más recursos», decía: pues téngalos, recaude vía tributos no solo más, sino mejor, es decir, de una forma más justa y hasta el último céntimo. Ayer, hoy, ni una palabra sobre el fraude fiscal: esa es clave, se lo aseguro.

Otra cuestión. Abandonar la austeridad patológica y los recortes, desarrollar políticas expansivas y de crecimiento. Señora Rudi, ¡si está todo inventado! Es tan sencillo como desarrollar políticas de izquierdas [risas], si es eso, se trata… sí, sí, es divertidísimo, se trata de redistribuir la riqueza a través de impuestos progresivos —ahora se van a reír más—, que paguen más los ricos —esto les hace una gracia siempre tremenda—, y, en segundo lugar, a través de servicios públicos universales y gratuitos pero de verdad.

Señora Rudi, necesitamos políticas que piensen en las personas y en Aragón, por supuesto, también. Porque, mire, no podemos tolerar ni un ejercicio más que esté en vigor este sistema de financiación autonómica. No basta con decir que es muy malo, ¡si lo decimos todos… casi todos, si no basta con decir que es muy malo, señora Rudi! Le aseguro que la solución no es hacerle un lifting para que cambie algo menos y pese menos la población, esa no es la solución, solo hay una vía, le voy a decir cuál es la vía: el acuerdo bilateral económico-financiero con el Estado. Y, por si me lo pregunta, sí, con solidaridad, hay fórmulas.

Nosotros hicimos propuestas desde Chunta Aragonesista en la reforma del Estatuto para que hubiera una hacienda foral de forma solidaria. Con lo cual, no es un problema la solidaridad. ¿Está dispuesta, señora Rudi, a firmar el acuerdo bilateral económico-financiero con el Estado? Sí o no, un monosílabo, y, si no lo está, ya me explicará cómo es posible que esté dispuesta a seguir así, tan ricamente, incumpliendo el artículo 108 del Estatuto de Autonomía de Aragón.

No afronta tampoco la financiación de las entidades locales. Ahí estamos en las antípodas, por mucho que hicimos un tremendo esfuerzo en la ponencia de reforma de competencias. Sabe que en Chunta Aragonesista, ante todo, lo primero somos profundamente municipalistas y a continuación, señora Rudi, lo que defendemos sin tapujos es la desaparición de las diputaciones provinciales y el impulso de las comarcas, de esas comarcas de las que usted nos quiere echar a las minorías con la reducción del número de consejeros.

Señora Rudi, sí, mire, vamos a ver, lo que hay que hacer no es expulsar a las minorías de los consejos comarcales, lo que hay que hacer es acabar con el clientelismo y con las corruptelas, eso es lo que hay que hacer. Para comenzar, hay empezar por repartir los fondos, todos los fondos, con criterios objetivos de verdad, no por partidos políticos. Y algo que usted ni nombró ayer, y nos preocupa mucho: hay que cerrar ya el mapa comarcal. Es que es impresentable que sigamos con el donut, que sigamos con la comarca de Zaragoza sin constituir, algo de lo que usted, como digo, ni nombró. Sí que habló de la ley de capitalidad, pero, fíjese, tres años de legislatura para que diga que, después del verano, hablarán con el Ayuntamiento de Zaragoza. Han perdido una legislatura entera, son incapaces de dar soluciones a la mitad de los aragoneses.

Señora Rudi, durante toda esta legislatura, usted ha insistido en que los recortes de su Gobierno se debían a la gravedad y la persistencia de la crisis y a la herencia recibida del gobierno anterior, lo volvió a decir ayer, lo dirá hoy… Pero, mire, lo que no justifican ni la herencia ni la crisis es el cambio de modelo social que están ustedes implantando. Y esta es la clave, la clave es que desde la derecha quieren imponernos a todos su modelo de sociedad y de familia, señora Rudi, sí, sí, nos quieren imponer a todos sus principios, sus valores, hasta sus creencias religiosas, por supuesto que sí.

Un modelo nos quieren imponer que implica no solo desigualdad, también pérdida de derechos. Y mire, no es una cuestión solo económica, no, no, es una cuestión fundamentalmente ideológica. La crisis y la herencia son los pretextos para llevar a la práctica su proyecto, un proyecto ultraliberal y privatizador en lo económico, reaccionario y elitista en lo social, y fuertemente centralista y homogeneizador en lo territorial: un cóctel explosivo, señora Rudi.

Ahora, al final de su mandato, cambia el tema y usted basa su discurso en otro mensaje: la recuperación ha llegado, ¡alabado sea el PP, viva la señora Rudi! Ese es, señora Rudi, su mensaje hoy y ayer. Pero ¿de qué recuperación hablan, señora Rudi? Porque le aseguro que las familias, los autónomos, las pymes, el pequeño comercio, los agricultores y ganaderos, los pocos mineros que quedan… están mucho peor que cuando ustedes llegaron al Gobierno.

El empleo cada vez es más precario, cada vez hay más familias sin ningún tipo de ingresos, más locales con las persianas echadas, más gente que se rinde, señora Rudi, más gente que se va. Usted se aferra a un dato, al dato de que el paro registrado desciende, de que la afiliación a la Seguridad Social sube… Ese es un dato, señora Rudi, no lo discuto, no voy a entrar en el absurdo de discutir cifras, no lo voy a hacer, pero permítame que le dé también muy breves datos, porque usted omite realidades también muy dolorosas.

No se trata solo de que haya empleo, sino de la calidad del empleo y de la calidad de vida de la gente. La inmensa mayoría de los nuevos contratos laborales son temporales y su duración media es de poco más de un mes, señora Rudi. El 12% de los trabajadores —el doble que hace diez años— gana el salario mínimo interprofesional o menos, 645 euros, y el FMI aún se atreve a decir que lo tenemos que bajar. En el caso de los jóvenes, su sueldo medio, 500 euros. Omite también que los parados de larga duración se han multiplicado por diecisiete, señora Rudi, por diecisiete se multiplican los parados de larga duración desde que empezó la crisis, ya son el 35% del total. Y mire, un récord que nos preocupa muchísimo: hemos alcanzado la cifra más baja en Aragón de parados que perciben la prestación por desempleo de los últimos años, cuatro de cada diez ya no la reciben, señora Rudi. Pero, como digo, no voy a entrar en guerras de cifras, los datos son absolutamente secundarios.

Esta es la situación económica real, la que le estoy describiendo, la que la gente vive día a día, y es un auténtico drama. Porque los datos macroeconómicos que usted vende son un espejismo mientras continúa la travesía del desierto para la mayor parte de la gente. La economía real, señora Rudi, está hecha trizas y sin visos de mejora.

Le hago una pregunta, señora Rudi, ¿de verdad podría usted mirar a los ojos a quienes han perdido su empleo y desesperan de encontrar otro, a los jóvenes que han tenido que emigrar, como tuvieron que hacer sus abuelos, a quienes malviven con sueldos de miseria o sin prestaciones, a quienes no pueden pagar la hipoteca o el alquiler, a quienes se pelan de frío en su casa? ¿De verdad podría mirar a los ojos a esas personas, decirles unos cuantos datos macroeconómicos e intentar convencerles de que la recuperación está aquí? ¿Podría hacerlo, señora Rudi? De verdad, es que no creo que sea tan cínica, señora Rudi, no creo que fuera capaz de hacerlo. Pero entonces, ¿por qué nos viene a contar el cuento aquí, a estas Cortes? No lo entiendo, no lo entiendo, somos los representantes de esos ciudadanos.

Y luego, nos preocupan otras cosas desde la izquierda. Cuando llegue la recuperación, será la recuperación ¿de quién? De los ricos. Y será la recuperación a costa ¿de qué? De más recortes, de menos derechos, de menos justicia y protección social… a costa de los más débiles. Señora Rudi, está usted dejando a demasiada gente en el camino.

Según un informe de la OCDE publicado hace menos de un mes, de sus treinta y cuatro Estados, España es el Estado en el que más ha aumentado la brecha económica entre ricos y pobres, señora Rudi. No voy a entrar en las cifras, pero esa es una evidente realidad: cada vez los pobres son más pobres y los ricos han aguantado la crisis perfectamente; los primeros, un 40% menos de ingresos, los ricos, un 5%. Y mientras eso ocurre, además, la clase media arrasada y soportando el mayor peso de la carga tributaria, exactamente igual que la reforma fiscal del Gobierno central, que usted, ayer, alababa. Eso es lo que va a producir: lo que queda de clase media aguantando en sus costillas la mayor parte de la carga tributaria.

Señora Rudi, eso no es recuperación, eso es que los ricos han seguido sangrando a los pobres durante la crisis, vamos, la historia de la humanidad.

Mire, es insoportable pensar que un 15% de hogares aragoneses no pueden pagar la luz o el agua. ¿Van a hacer algo contra la pobreza energética? Porque votan a favor de nuestras propuestas, pero luego no hacen nada de nada, señora Rudi, y la energía es un bien básico, un derecho, no es un negocio para grandes compañías que luego, eso sí, abren de par en par las puertas giratorias a políticos de algunos partidos.

¿Y piensa afrontar de verdad el gran problema de la vivienda? Si yo no niego que la bolsa de trescientos pisos de alquiler sea algo novedoso —que usted dijo—, pero es que es una gota en el océano. Si nos parece muy bien el acuerdo del Consejo General del Poder Judicial, por supuesto, ¿qué menos?, que resuelve un problema absolutamente urgente, perentorio, pero no resuelve un problema estructural, no tienen soluciones estructurales, ni siquiera han firmado con el Estado el Plan de vivienda.

A usted le sabe muy malo que le digamos que son de derechas y que le digamos que desmontan el estado del bienestar, pero es que es la verdad, así que se lo volveré a decir: son ustedes de derechas y ustedes están desmontando el estado del bienestar. Y esto no es un mantra budista que decía usted ayer, esto es la realidad empírica.

Se lo decimos siempre: ustedes confunden derechos con beneficencia y están generando una sociedad cada vez más desigual, excluyente y dual. Dentro de Aragón, ignoran la pobreza, van a hacer algo porque les ha sobrado dinero de abrir los comedores escolares en el verano, y además, a la vez, arrebatan derechos a las personas inmigrantes. Eso, en Aragón, pero es que fuera de Aragón han retrocedido en cooperación al desarrollo a unos niveles, sencillamente, que avergüenzan, avergüenza ver los niveles a los que ha bajado la cooperación al desarrollo en Aragón.

Estamos en una situación de emergencia, y usted y su Gobierno no están a la altura. Ya no le queda, señora Rudi, ni su imagen de buena gestora. Preside usted un Gobierno nefasto, que no tiene proyectos estratégicos —ayer, ni un solo proyecto estratégico—, se limitan a administrar. Ayer, simplemente nos dijeron que van a gestionar, que van a administrar, poco más, porque no lideran, no hace más que, como digo, administrar los pocos recursos que tienen. Un Gobierno que se limita a ir corriendo detrás de los fuegos, que parchean, que dan excusas. Un Gobierno que solo reacciona cuando la presión social es tan fuerte que no les queda más remedio que hacer algo, y entonces, señora Rudi, improvisan, y así nos van las cosas.

Miren, en educación han puesto todo patas arriba, todo (infantil, primaria, secundaria, bachillerato, ciclos formativos, universidad…), todo, no hay por dónde cogerlo. Tiene encendido a todo el mundo: a las familias, a los estudiantes, al profesorado. La consejera Serrat, desde luego, es una alumna muy aventajada en esto de dejar a la pública temblando: cien millones, un hachazo de cien millones a la pública; eso sí, mientras tanto, trato de favor exquisito a la privada concertada. Y es normal, porque tiene un gran maestro, el ministro Wert.

 La LOMCE no es una ley de educación, es una ley al servicio de la patronal, una ley que propugna el elitismo, la jerarquización y la desigualdad de oportunidades, y aquí, en Aragón, además, la implantación está haciéndose deprisa y corriendo y sin información.

El proceso de escolarización, del que sacan pecho, ha sido desastroso. ¿Piensan de verdad que es libertad de elección obligar a familias de Jaca, por ejemplo, a llevar a sus hijos a la privada religiosa en contra de su voluntad?

Plantearon abrir los comedores escolares en verano solo porque cayeron los setecientos mil euros de los que hablaba antes, porque hasta entonces, según ustedes, no había ningún problema, y ha quedado claro que la fórmula no es la correcta, hay un error de concepto, no se trata de estigmatizar a los niños y las niñas que utilizan ese servicio, porque, si no, ¿por qué motivo ha funcionado razonablemente bien en el medio rural, pero no en las ciudades? Pero es que, además, siguen sin solucionar otro problema, que son los meses de junio y septiembre: los niños y las niñas también tienen la costumbre de comer en junio y septiembre, o eso deberíamos hacer o deberían hacer desde la Administración.

 Las infraestructuras educativas se renuevan con cuentagotas, hay situaciones insostenibles: el colegio de Binéfar, el Cervantes de Ejea o La Muela, que sigue sin instituto.

El transporte escolar se recorta. Han tenido que dar marcha atrás en una parte, pero siguen los recortes. Las becas de comedor siguen siendo insuficientes. Aumentan, de modo electoralista, por supuesto, un millón de euros, pero siguen dejando fuera a la mitad de los solicitantes.

Eliminan secciones de ESO, eliminan ciclos formativos… Y algo muy preocupante: todo esto, a quien afecta más duramente es al medio rural, medio rural que usted ni citó ayer ni ha citado hoy, los pueblos, el Aragón rural. La inmensa mayoría de Aragón, por lo visto, no existe. Están ustedes dejando a nuestro medio rural cada vez con menos oportunidades. Unos mil quinientos profesores interinos han perdido su trabajo, y esto repercute en los centros: los que siguen al pie del cañón tienen más carga de trabajo, tienen peores condiciones de trabajo, y eso perjudica, ¿a quién?, a nuestros niños y niñas.

Mire, yo no voy a entrar en guerra de cifras con la plantilla del profesorado, pero no haga usted trampa…, hace trampa, hace trampa: no puede comparar, vamos a ver, no es lo mismo una jornada completa que una jornada a tiempo parcial. No cuente personas, cuente jornadas laborales, y entonces hablamos. Cuando no cuente que todas las jornadas laborales son a tiempo completo, sino cuando tenga en cuenta que son a tiempo parcial, entonces hablamos y comparamos. Hasta entonces, usted manipula las cifras.

En la universidad, la cosa, desde luego, no está mejor. Quien quiera estudiar una carrera tiene muchas dificultades, salvo que su familia, por supuesto, tenga dinero. Y siguen sin resolver la financiación básica de la universidad. Se comprometió a hacerlo en junio, ¿cuándo lo hará? Porque lo único que hace es venir aquí y sacar pecho de que mantienen, año tras año, una financiación rácana e insuficiente, que eso es lo que hay para la universidad.

No tienen política cultural. ¡Un año, señora Rudi, para hacer el folleto de presentación del proyecto «Corona de Aragón, historia y arte»!, proyecto que apoyamos, sabe que lo apoyamos, y usted lo decía en la presentación. Repito, un año para la presentación del proyecto. Eso es, señora Rudi, lo que hay hasta este momento.

 Y, con la excusa de que no hay dinero, tampoco hacen nada con el Teatro Fleta, ni siquiera algo que no costaría ni un solo euro, como sería crear ya, para cuando haya dinero, una comisión de expertos para decidir qué es lo mejor que se podría hacer con el edificio. No hay tampoco planificación, no hay un documento estratégico que diseñe las líneas de futuro. Total, no hay ninguna política cultural.

La ley de bibliotecas está obsoleta, no hay dinero ni para que compren libros. El patronato del Archivo de la Corona de Aragón no se ha reunido nunca en siete años y medio, y ustedes no han movido, señora Rudi, un dedo. El Archivo Histórico no va ni para adelante ni para atrás.

Y todo esto, ¿sabe por qué? Pues porque, para usted, Aragón no tiene entidad propia, no existe por sí mismo, solo por referencia a algo superior, como parte de España. Si usted lo dejó muy claro ayer, hoy todavía más: para usted, Aragón solo es un cordón sanitario frente al independentismo vasco y catalán, si lo dice usted clarísimo, «un pasillo de seguridad» dijo ayer. Ha dicho antes: «eso genera sonrisas»… A mí no me genera sonrisas lo del pasillo de seguridad, a mí me pone los pelos de punta, me da escalofríos que piense usted eso, señora Rudi, de verdad, me preocupa muchísimo.

Ustedes no entienden Aragón de forma proactiva y en positivo, solo entienden Aragón a la defensiva, y eso les lleva a confundirlo todo. Mire, en su lógica, si admiten que hay aragoneses que hablan catalán, creen que son portadores o que les van a inocular el virus del nacionalismo, un virus peligrosísimo, así que lo que hacen ustedes es decir que lo que se habla en Aragón no es catalán, y, venga, ya están vacunados. No se atreven ni a incluir esta lengua, la llamen como la llamen, la llamen LAPAO o como la quieran llamar, en el currículo de primaria.

Mire, demonizan ustedes a una de las lenguas propias de Aragón y a sus hablantes y están dando un hachazo de muerte al aragonés, a nuestra otra lengua propia y, en este caso, privativa. Aprobaron ustedes una ley de la vergüenza, la caverna y el fanatismo, y no se han atrevido a desarrollarla: ni zonas de uso, ni academia, ni toponimia, ni nada de nada, señora Rudi. E asinas, a nuestra luenga, patrimonio coleutibo de toz os aragoneses e aragonesas, parti alazetal d’a nuestra identidá como país, s’amorta amonico. Se muere poco a poco, están ustedes matando el aragonés.

Usted se comprometió en su día a liderar personalmente el regreso del patrimonio emigrado, pero no ha habido ningún avance: los bienes, señora Rudi, siguen estando exactamente donde estaban. Y, mire, a nosotros nos preocupa mucho, muchísimo, el patrimonio aragonés que está en Cataluña y, por supuesto, exigimos su regreso, por supuesto. Pero ¿sabe la diferencia? Que también nos preocupa muchísimo, igual, el patrimonio aragonés que está en Madrid, en la Biblioteca Nacional, por ejemplo (como el primer libro impreso en Aragón por una mujer, Juana Millán), o el que está en el Museo Arqueológico Nacional (como el folio manuscrito de los Fueros o la moneda de Pedro I), o el patrimonio aragonés que está en el Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca. También exigimos su vuelta, pero ustedes, no; a ustedes solo les preocupa lo que está en Cataluña, y solo porque está en Cataluña.

Señora Rudi, le pregunto también expresamente por su posición sobre la factoría Averly de Zaragoza y sobre la Cartuja de las Fuentes, en Sariñena. Le digo cuál es la postura de Chunta Aragonesista: defendemos la catalogación como bienes de interés cultural y su adquisición p