La Dirección General de Política Lingüística difunde las tradiciones aragonesas de la Navidad

Spread the love

La iniciativa cuenta con la colaboración del Ligallo de Fablans de l’aragonés

El director general de Política Lingüística del Gobierno de Aragón, José Ignacio López Susin, ha inaugurado esta tarde la Tronca de Nadal, una iniciativa cuyo objetivo es acercar las tradiciones aragonesas de la Navidad a los niños. Para ello, y en colaboración con el Ligallo de Fablans de l’aragonés, la Dirección General de Política Lingüística ha organizado una serie de actos en torno a la “Tronca de Nadal” que comienzan hoy y durarán hasta el 5 de enero próximo, en el Centro Comercial Independencia (“el Caracol”), de 17.00 a 20.00 horas.

La tronca, toza o tizón de Nadal es un elemento característico de las tradiciones navideñas altoaragonesas, ligada al folklore, la magia y la mitología pirenaica, así como a ritos y celebraciones ancestrales del solsticio de invierno.

Consiste en depositar en Nochebuena en la chimenea o a su lado, la pieza más grande de leña (tronca), que se ha guardado para esta fiesta. Los niños de la casa son los encargados de decir frases bonitas, bendiciones y rituales (aunque en algunos lugares la bendición la hace el más viejo o dueño de la casa). La bendición puede hacerse también después de rociar la tronca con un poco de vino. En las zonas orientales del Alto Aragón, el ritual tenía una parte más lúdica, cuando los niños de la casa pegaban golpes a la tronca para que ésta “cagase” los presentes, que solían ser dulces, caramelos, frutos secos y otras cosas para comer o jugar.

Ligallo de Fablans de L´aragonés, es una asociación implicada en la recuperación y difusión del aragonés y de la cultura y tradiciones populares de Aragón que comenzó hace cuarenta años un proceso de recuperación de esta tradición que estaba en desuso, y que actualmente se celebra cada vez más.

Más información sobre las tradiciones navideñas, entre ellas La Tronca, en https://trucatruca.lenguasdearagon.org/trucanadal/.