Palacín considera fundamental que los ayuntamientos hagan uso de la legislación urbanística ante los proyectos de renovables

Spread the love

En su charla en Aínsa ayer tarde, el presidente de CHA explicó que “la apuesta prioritaria debe ser el abastecimiento y los proyectos de generación distribuida a nivel local para generar economías de escala, donde el protagonismo, la inversión y el beneficio de las mismas es para los municipios y sus habitantes, lo que se ha dado en llamar Comunidades Energéticas”

El presidente de CHA y portavoz en Cortes de Aragón, Joaquín Palacín, participó ayer en una charla coloquio sobre las energías renovables para explicar el modelo de CHA en Aínsa, en una comarca que sufre la amenaza de varios macroproyectos fotovoltaicos y que ve año tras año, que pese a ser gran productora de energía hidroeléctrica no se beneficia de la existencia de estos saltos.

Para Palacín “es clave definir el modelo y la estrategia territorial de cada uno de los municipios y comarcas para maximizar los beneficios y minimizar los impactos, y por ello desde Chunta Aragonesista pedimos respeto a las decisiones del territorio y reclamamos consenso político, a la vez que recordamos que los ayuntamientos tienen que hacer uso de la legislación urbanística, de los planes generales de ordenación urbana, para decir lo que quieren y lo que no”.

Desde CHA defendemos una planificación adecuada para la implantación de centrales eólicas y fotovoltaicas en nuestro medio rural, teniendo en cuenta los impactos ambientales, paisajísticos, sociales y territoriales que estas instalaciones generan, “la planificación territorial permite complementar la visión económica y ambiental y para ello es necesaria planificación estratégica”, explicó Palacín.

Para Palacín, “la apuesta prioritaria debe ser el abastecimiento y los proyectos de generación distribuida a nivel local para generar economías de escala, donde el protagonismo, la inversión y el beneficio de las mismas sería para los municipios y sus habitantes, lo que se ha dado en llamar Comunidades Energéticas”.

En cuanto a los saltos hidroeléctricos es necesaria la progresiva reversión pública de las concesiones caducadas, acabando con la práctica de nuevas concesiones a subasta para el aprovechamiento privado, cuando la prioridad debe ser el beneficio de los territorios donde se ubican dichos saltos hidroeléctricos.

Para el presidente de CHA “desarrollar proyectos de renovables sin compatibilizar la preservación del patrimonio natural es un sinsentido, y es que la instalación de grandes industrias renovables pueden generar impactos severos e irreversibles, por lo que es imprescindible el respeto a los paisajes y parajes de alto valor natural”.