Quinto clausura su Foro de la Vivienda con una encuesta ciudadana para conocer las necesidades de los vecinos actuales y futuros

Spread the love

Rubén Tull (CHA), concejal de Urbanismo de Quinto: “Hemos evaluado el Reto Habitacional del medio rural aragonés con perspectivas distintas y un enfoque en el acceso a la vivienda, juntando a diferentes agentes del sector para explicar desde asuntos legales hasta financieros”

El concejal de Urbanismo de Quinto, Rubén Tull (CHA), ha clausurado este miércoles el Foro de la Vivienda de Quinto, donde se han expuesto las conclusiones de las diferentes sesiones y se ha abierto “un debate general sobre la situación de la vivienda en el municipio y en el resto de la comarca de Ribera Baja del Ebro, que podrían extrapolarse a buena parte del medio rural aragonés”.

En esta última jornada, junto a todos los ponentes, ha participado la directora general de Vivienda del Gobierno de Aragón, Verónica Villagrasa, quien ha explicado el nuevo marco de ayudas a la vivienda impulsadas desde el Departamento de Vertebración del Territorio. Además, se ha presentado una encuesta entre vecinos actuales y futuros para analizar el tipo de vivienda que necesitan, con el objetivo de determinar las actuaciones desde el Consistorio dentro del Plan Estratégico de Vivienda 2021-2025.

“A lo largo de 6 sesiones, se ha evaluado el Reto Habitacional del medio rural aragonés con muchas perspectivas distintas y un enfoque claro en el acceso a la vivienda”, valora Tull, quien añade que “hemos puesto en la misma mesa a diferentes agentes involucrados en el sector inmobiliario y de la vivienda para explicar desde asuntos legales hasta financieros”.

Rubén Tull ha señalado que “se ha trabajado el acceso a la vivienda desde sus tres aspectos principales: Construcción o Rehabilitación, Compra o Alquiler”. Además, se han destacado los tres principales factores que condicionan los niveles de demanda y las tipologías de vivienda y de acceso que se necesitan: la llegada de una empresa con gran generación de empleo, la llegada de inmigración, la fijación de población joven.

“Uno de los principales retos es la conversión de viviendas con características desfasadas en viviendas con todos los requerimientos actuales y la inclusión de las nuevas tecnologías que mejoren la habitabilidad de los edificios residenciales”, ha explicado el concejal de Urbanismo, quien advierte de que el aumento de costes obliga a centrar esfuerzos en la rehabilitación como “una forma más sostenible de cubrir la demanda de hogares de calidad”.

Además, Tull ha incidido en la necesidad de apostar por la economía circular, que implica “una sensibilidad ambiental traducida en técnicas y tecnologías que permitan reutilizar o recuperar materiales de rechazo en la construcción con la mayor eficacia y calidad posible”.