Salvatierra de Esca sufre los efectos del desbordamiento del río Gabarre

Spread the love

El ayuntamiento de Salvatierra de Esca, el municipio zaragozano más septentrional y pirenaico de la provincia de Zaragoza pero que pertenece a la comarca de Jacetania, sigue afectado por las consecuencias de la enorme tromba de agua que el sábado asoló al municipio. El desbordamiento del río Gabarre provocó la inundación de la carretera CV-917, que une Salvatierra con Lorbés, numerosos campos de cultivo, naves agrícolas y otros tantos caminos que, además, se encuentran anegados con los troncos y ramas de árboles arrastrados por la tormenta. “El agua se llevó también tractores, maquinaria agrícola, remolques, casetas y todo lo que encontró a su paso en la tormenta más virulenta que hemos sufrido en los últimos años”, afirma Sagrario Ara, alcaldesa de Salvatierra de Esca. 

A día de hoy, el agua sigue en los campos y los agricultores continúan sin poder acceder a las naves agrícolas para poder evaluar los daños ocasionados. La carretera que une Salvatierra con el municipio de Lorbés, por la que se accede a la mayoría de los campos de cultivo de Salvatierra y en la que el año pasado DPZ destinó 70.000 euros en arreglar los baches y otros 54.000 en limpiar los desprendimientos y cunetas, se encuentra también seriamente afectada por el agua. 

Hemos notificado al Gobierno de Aragón, a la Diputación de Zaragoza y a la Delegación del Gobierno en Aragón la situación de emergencia en la que nos encontramos esperando que actúen lo antes posible. Entendemos que hay otros municipios afectados por las lluvias torrenciales pero esperamos poder recibir la ayuda cuanto antes”, concluye la alcaldesa de Salvatierra. 

El agua cortó también la carretera A-137 que une la localidad con el Roncal en varios puntos y se llevó un trozo del puente romano existente en el municipio, además de barandillas y los accesos a los caminos.