CHA considera que un objetivo político ineludible es reformar el actual sistema de financiación

Spread the love

Joaquín Palacín, Presidente de CHA: “Desde el aragonesismo debemos fijar como prioridad disponer de los recursos económicos suficientes tanto para garantizar nuestros servicios públicos esenciales como para apoyar nuestro tejido productivo. La próxima legislatura tiene que servir para cambiar el actual modelo y firmar un acuerdo bilateral Aragón-Estado, tal y como nos permite nuestro Estatuto de Autonomía”

El Presidente de Chunta Aragonesista, Joaquín Palacín, considera que “sin capacidad económica suficiente no hay un poder político real”. Por este motivo, fija como prioridad política la reforma del actual sistema de financiación, “dado que cada día que pasamos con el actual modelo Aragón pierde”.

Palacín indica: “El futuro que queremos para un Aragón sostenible, digital y pleno de garantías sociales necesita de un mecanismo imprescindible para lograrlo: El fortalecimiento del autogobierno con unas mejores condiciones de financiación. Necesitamos un mayor poder propio de decisión política en Aragón para que nuestras propuestas sean más inmediatas, mejores, más adaptadas a nuestra realidad y, por tanto, eficaces. Es imposible tomar las medidas políticas necesarias sin los recursos económicos suficientes para llevarlas a cabo”.

De hecho, recordamos que un reciente informe de la Cámara de Cuentas de Aragón, elaborado a petición de CHA, indica que tenemos, anualmente, una carencia presupuestaria de recursos alarmante, que impide cubrir los servicios públicos esenciales, teniendo que detraer presupuestos de otras políticas que también son necesarias para impulsar nuestro proyecto de país.

“Lamentablemente, otra legislatura más, la incapacidad para llegar a acuerdos, en un modo de hacer política a la madrileña, ha impedido una reforma del actual sistema de financiación hacia uno más justo. Además hay que cumplir con lo dispuesto en el Estatuto de Autonomía de Aragón con respecto al acuerdo bilateral Aragón-Estado, sin renunciar, en ningún caso, a nuestra condición foral”, indica Palacín.