Para Joaquín Palacín, presidente de CHA, “el traslado de este legado a Madrid para su conservación suponía un sinsentido y una afrenta inaceptable, porque todo el archivo personal debía guardarse unificado en un único espacio, y debía ser en su tierra, el Alto Aragón” En cuanto...