22 de diciembre, el principio del fin de la anomalía

Spread the love

Isabel Lasobras, Secretaria General de Chunta Aragonesista y diputada en las Cortes de Aragón

El próximo día 22 de diciembre de 2022 está convocada, definitivamente, una reunión del Patronato del Archivo de la Corona de Aragón.
Estaba a punto de cumplirse, en enero de 2023 hubiera sido la fecha, los 16 años desde su constitución inicial, sin que desde entonces se hubiera vuelto a reunir.

Después de decenas de iniciativas presentadas en el Senado, gracias a los acuerdos políticos establecidos entre Compromís y CHA, por fin se cumple esta reivindicación, ya histórica, destinada a tratar de poner en marcha las funciones encomendadas a este Patronato, en pie de igualdad con los territorios conformantes de la antigua Corona de Aragón.

Y es que la participación aragonesa en este Patronato del Archivo de la Corona, como órgano fundamental para desarrollar las funciones propias encomendadas por ley, está incluida en el propio Estatuto de Autonomía de Aragón, donde se expone, concretamente en su disposición adicional primera, lo siguiente:

“Mediante la correspondiente norma del Estado, y bajo la tutela de éste, se creará y regulará la composición y funciones de un Patronato del Archivo de la Corona de Aragón, en el que tendrá participación preeminente la nacionalidad histórica de Aragón y otras Comunidades Autónomas. Dicho Patronato informará con carácter preceptivo y vinculante sobre cualquier decisión que afecte a la integridad de la unidad histórica del Archivo de la Corona de Aragón o a su gestión unificada”.

Las funciones de este Patronato están claramente especificadas en Real Decreto 1267/2006, de 8 de noviembre y en el mismo participan el Ministerio de Cultura y Deporte y las Comunidades Autónomas de Aragón, Cataluña, Valencia y las Illes Balears.

Destacamos, de entre sus múltiples funciones, la de aprobar el plan general de actuación anual, realizar el seguimiento del grado de cumplimiento de los planes y programas, así como llevar a efecto las actividades que se precisen de apoyo institucional. Sin olvidar otros aspectos básicos, como dar a conocer e informar de los planes y programas de adquisiciones, la preservación y la conservación de los fondos documentales o fomentar e impulsar la participación de la sociedad en el enriquecimiento y la difusión de los fondos documentales del Archivo de la Corona de Aragón. Además de emitir, preceptivamente, informe sobre cualquier propuesta de salida permanente de fondos del archivo, entre otras cuestiones.

En definitiva, este Patronato se creó para regir este Archivo excepcional, el de la Corona de Aragón. Uno de los archivos públicos más antiguos del mundo. Un legado documental único, reconocido internacionalmente por la propia UNESCO que, en su labor por proteger, difundir y valorar los fondos históricos más relevantes, lo ha incluido en el programa denominado “Memoria del Mundo”, creado en 1992, donde se incluyen los mejores archivos y bibliotecas.

Este programa pretende ser “el legado escrito del pasado para las generaciones futuras y soporte material de la memoria compartida de la humanidad”. Es, por tanto, un reconocimiento prestigioso que remarca el valor y la importancia del Archivo.

Creado por unos territorios que supieron, en su momento, configurar un modelo político compartido, distinto, respetando la personalidad e identidad cultural propia y diferenciada de cada uno de los países que la conformaban. Ahora es un ejemplo histórico que seguro disgusta, y mucho, a quienes solo pretenden uniformizarlo todo bajo un prisma centralizador.

De ahí esta reclamación, ahora conseguida. Esperamos que desde ahora tenga ya la periodicidad necesaria para que este Patronato pueda desarrollar toda su labor encomendada y Aragón pueda participar, contribuir, a la misma como se merece.