37 propuestas sobre urbanismo y movilidad para los ayuntamientos del entorno metropolitano de Zaragoza

Spread the love

El borrador del primer programa marco local metropolitano para las elecciones de 2019, aprobado el pasado mes de junio de 2018, por el Comité de Redolada de CHA-Zaragoza, ha incluido un total de 37 propuestas en el ámbito del gobierno local en materia de urbanismo y movilidad. Se trata de propuestas de actuaciones para impulsar las políticas pública que se necesitan en los municipios que conforman el área metropolitana de Zaragoza explica Jorge Marqueta, Presidente del Ligallo de Redolada de CHA-Zaragoza. 

Destacamos de, entre las propuestas, las siguientes: 

– Las políticas de rehabilitación se convierten en elementos fundamentales de cualquier política urbanística que prime al ciudadano frente a la especulación. -Crear un censo de solares públicos y realizar estudios sobre el uso de los mismos. 

– Exclusivamente en solares públicos, hasta que se lleve a cabo el uso que se prevea, se podrán llevar a cabo labores de limpieza y utilización como instalación deportiva elemental, aparcamiento o cualquier otro uso ciudadano. 

– Poner en marcha e impulsar el registro de solares. 

– Obligar al efectivo cumplimiento de la legislación vigente en relación con el adecuado mantenimiento de los solares. 

– Apostar porque los ayuntamientos sigan asumiendo, junto con el Gobierno de Aragón, la iniciativa en materia de vivienda, ya sea mediante la promoción directa, para su posterior venta o alquiler, o bien mediante la urbanización de suelo para la promoción privada de vivienda protegida o las actuaciones de rehabilitación del patrimonio inmobiliario ya existente. 

– Favorecer la utilización de suelo para la autoconstrucción (individual o en cooperativa) de la vivienda propia con las ayudas técnicas pertinentes del ayuntamiento. 

– Seguir reinvirtiendo los ingresos derivados de la enajenación de patrimonio municipal de suelo en la adquisición de nuevo suelo para este patrimonio municipal. 

– Potenciar las iniciativas privadas de rehabilitación en la ciudad consolidada y, en segundo lugar, las iniciativas de promoción de viviendas protegidas en sus diferentes modalidades. 

– Solicitar la reversión de los suelos militares, que suponen una hipoteca para nuestros municipios. 

– Iniciar las acciones oportunas para que los solares municipales cedidos a distintas entidades en el pasado reviertan al Patrimonio Municipal para dedicarlos a distintos equipamientos o vivienda protegida. 

– Asegurar que, ante las necesidades de equipamiento público en las distintas zonas de la ciudad, siempre que éste no esté satisfecho, se reservará el suelo municipal a tal fin, siendo contrarios a las cesiones a entidades que no sean Administración pública, ya sean confesiones religiosas, laicas o empresa privadas. Además, la cesión que se haga a otras administraciones públicas, lo deberá ser con estas condiciones. 

– Dar un uso efectivo a las viviendas vacías mediante medidas fiscales que incentiven su ocupación excluyendo las viviendas de segunda residencia acreditadas como tales. 

– Potenciar la accesibilidad arquitectónica y urbanística: eliminación de barreras, accesibilidad en el espacio urbano, aumento de deducciones y exenciones fiscales, etc.. 

– Facilitar el cerramiento de las galerías para mejorar el aislamiento del edificio y por consiguiente el ahorro de energía, bonificando la cuantía de las licencias de obras, en función de su petición y de la progresividad de la renta. 

– En lo que se refiere a la movilidad, es preciso optar por la intermodalidad. 

– Reforzar el papel del Consorcio Metropolitano de Transporte del Área de Zaragoza, que redunde en una mejora en la gestión de estos servicios públicos. 

– Tender a la peatonalización de cascos urbanos con la promoción de estacionamientos públicos disuasorios a precios muy competitivos y medidas de control del tráfico. 

– Mejorar el transporte público en las distintas poblaciones, tanto para los núcleos urbanos como, en la medida de lo posible, en diseminados o barrios rurales, donde los haya. 

– Poner en valor las infraestructuras de transporte que se han ido realizando estos últimos años, de forma coordinada con el resto de administraciones implicadas. 

– Articular una red de cercanías que garantice el derecho a la movilidad, dando servicio a los polígonos industriales y a los municipios del Área Metropolitana, incluidos barrios rurales, garantizando un desarrollo equilibrado y sostenible, y reduciendo drásticamente la necesidad de uso del automóvil privado.  

– Articular una red de carriles bici entre los municipios cercanos para ir configurando una red de carril bici metropolitana. 

– Articular una red de carriles bici en el interior de los municipios. 

– Pacificación del trafico en las calles compartidas con bicis, peatonales y vehículos. 

– Fomento del uso de vehículos eléctricos tanto públicos como privados, con beneficios fiscales en el impuesto de vehículos de tracción mecánica. 

– Crear aparcamientos disuasorios en la proximidad de las estaciones de Cercanías que permita reducir el tráfico de vehículos privados en el acceso al núcleo urbano. 

– Adaptar el transporte público a las necesidades de las personas discapacitadas.  

Finalmente, Marqueta explica el proceso a desarrollar a partir de este momento, tras la aprobación inicial del documento: “De acuerdo con la metodología para la elaboración del programa electoral marco metropolitano, se inician ahora dos procesos participativos paralelos en los que recogeremos aportaciones sectoriales desde los roldes y las collas y aportaciones territoriales desde los Ligallos de Lugar. Con el fin de que toda la militancia pueda participar convocaremos varias reuniones en diferentes lugares de la Comarca a la que todo militante puede acudir a cualquiera de ellas en función de su disponibilidad horaria o cercanía espacial, estando programadas ya en septiembre reuniones en los barrios del ACTUR-Rey Fernando, en San José, Delicias y en las localidades de Cuarte de Huerva y Utebo”.