Ante la prórroga para la construcción de la incineradora de Monzón, desde CHA consideramos que debe de primar el principio de precaución y la saud

Spread the love

Tras la publicación en Boletín Oficial de Aragón de la resolución del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA), concediendo una prórroga de la autorización ambiental integrada a Solmasol del Grupo Forestalia, para que inicie la ejecución del proyecto hasta el 31 de agosto de 2021 y el inicio de la actividad hasta el 31 de agosto de 2024, desde Chunta Aragonesista volvemos a insistir en que debe de primar el principio de precaución para no perjudicar la salud de los montisonenses.

Desde CHA consideramos que la ubicación del proyecto de incineradora, en Partida Campián, a 600 metros tan sólo del casco urbano, la hace inviable por los riesgos que puede acarrear para la salud de los montisoneneses. Alberto Ferraz, presidente de CHA-Cinca Medio, considera que “hay que poner en valor los polígonos industriales con los que contamos en el municipio para atraer a ellos más empresas no contaminantes que creen empleo de calidad”.

“Y es que con el proyecto de la incineradora tendremos el impacto de la emisión de partículas nocivas fruto de la quema de 1.2000.000 kilos diarios de madera, y es que hasta la evaluación de impacto ambiental presentada por el promotor reconocía que la afección sobre la calidad del aire por las emisiones de 60,8 toneladas de partículas, sería severa, a lo que hay que sumar el tránsito por el casco urbano de Monzón de 20.000 camiones al año para aprovisionar de biomasa a la incineradora”, explica Ferraz.