Calatayud: Ante la dimision del concejal de Deportes, CHA solicita reconsiderar la externalización del nuevo pabellón

Spread the love
El grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Calatayud ha solicitado al gobierno municipal que reconsideren su postura de sacar adelante el nuevo pabellón con piscina cubierta que supondrá un claro perjuicio a la ciudad de Calatayud. “Nos hubiera gustado que el concejal del PP antes de su marcha nos aclarara una serie de interrogantes importantes, como por ejemplo, cuáles son las razones por las que él y su grupo se han empecinado en dejar a la iniciativa privada un pabellón que va a hipotecar a la ciudad en los próximos 35 años y que subirá los precios a los usuarios”, afirma la concejala de CHA. 
Chunta Aragonesista cree que además de la hipoteca para los próximos 35 años, los vecinos y vecinas que quieran usarlo verán no sólo cómo aumentan las tarifas sino que, además, el Ayuntamiento tendrá que pagar 20.000 euros más si no se cumplen las cuentas que el concejal dimitido Arturo Yagüe y el PP han hecho en cuanto al número de socios. “Algo pasa cuando el PP y el PAR no se ponen de acuerdo y ya han manifestado discrepancias con este proyecto que cuenta nada menos que con 180 alegaciones, una de ellas presentada por Chunta Aragonesista”, afirma Ester Pellejer.  
Desde CHA se ha cuestionado la actividad desarrollada por el concejal del PP, Arturo Yagüe, no solo por el proceso de externalización de toda la actividad deportiva, entre otras cosas. Ester Pellejer ha recordado en el pleno que “otra de las perlas” de Arturo Yagüe fue primar a las empresas de fuera de Calatayud para hacer el programa de fiestas. “Despreciando a todas las imprentas bilbilitanas, dio el contrato a una empresa de León plagada de irregularidades, demostrando su nulo apoyo al pequeño y mediano tejido empresarial de Calatayud y su comarca”, asegura la concejala de CHA. 
Por último, Ester Pellejer ha solicitado al alcalde que siga el protocolo legal establecido y que no convoque plenos extraordinarios para este tipo de cuestiones, ya que la renuncia al acta de concejal se hace por escrito del propio interesado y puede servir el pleno ordinario, tal y como dice la Ley, para comunicar ante en él la baja y el alta del nuevo representante público.