CHA celebra la próxima finalización de los proyectos de arreglo de la A-23 en la zona del Jiloca y pide plazos concretos para el inicio de las obras

Spread the love

José Manuel Salvador, secretario territorial de CHA en las comarcas turolenses: “En respuesta a nuestra última iniciativa en el Senado, el Gobierno de España explica que los dos proyectos se encuentran en la última fase de redacción, que se espera culminar en breve”

El secretario territorial de Chunta Aragonesista en las comarcas turolenses, José Manuel Salvador, ha recordado el mal estado en el que se encuentra desde hace años la autovía A-23 en el tramo de 60 kilómetros entre Santa Eulalia y el límite provincial con Zaragoza.

“El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tiene entre sus planes rehabilitar el firme de este tramo, pero aún no hay fecha prevista para llevar a cabo esta mejora”, denuncia Salvador, quien explica que “urge renovar por completo el agrietado y parcheado asfalto de este tramo de la principal arteria de comunicación de la provincia de Teruel”.

Según las estimaciones del Ejecutivo, las obras costarían 14,3 millones de euros para los 40 kilómetros entre Santa Eulalia y Calamocha, mientras que los 20 kilómetros restantes entre Calamocha y el límite provincial de Zaragoza supondrán una inversión de 10,14 millones de euros.

Chunta Aragonesista presentó en diciembre de 2021 una iniciativa en el Senado a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar al Gobierno de España plazos concretos para el arreglo de este tramo, recuerda José Manuel Salvador. En su respuesta, el Mitma señalaba que “estos proyectos siguen en licitación”, sin comunicar ningún plazo concreto.

En otra iniciativa, CHA exigió fechas concretas, tanto para la redacción del proyecto como para el inicio de las obras. En su respuesta, conocida el mes pasado, el Gobierno de España explica que ambos proyectos se encuentran “en la última fase de redacción, que se espera culminar en breve”.

Por este motivo, José Manuel Salvador ha presentado una nueva iniciativa para conocer los plazos concretos de inicio de las obras, una vez que termine la redacción de los proyectos. “Se trata de una intervención fundamental para paliar el deterioro provocado por la falta de mantenimiento que sufre la Autovía Mudéjar”, ha finalizado.