CHA celebra que el Gobierno de España paralice el cobro por el uso de las autovías y reclama en el Senado que descarte definitivamente el proyecto

Spread the love

Joaquín Palacín, presidente de CHA: “El sistema es especialmente injusto para lugares como Aragón, donde al retraso de décadas en la finalización de las autovías, a día de hoy todavía ni una sola está completa, se uniría este nuevo pago sin disponer de una alternativa real para garantizar el derecho a la movilidad”

El presidente de Chunta Aragonesista, Joaquín Palacín, ha celebrado la decisión del Gobierno de España de renunciar a implantar el pago por uso de las carreteras a partir de 2024, tal como habría comunicado a la Comisión Europea.

Y es que, según fuentes del Ministerio de Transportes, no se dan las condiciones necesarias, ni es el momento económico y social idóneo, ni ayuda el contexto político, con elecciones autonómicas y municipales en mayo y generales, previsiblemente, a finales de año.

Sin embargo, aunque se demore su implantación, el Gobierno de Pedro Sánchez ya ha dejado claro que no renuncia a aplicar este sistema, para el que incluso ha encargado la elaboración de un plan con alternativas para “el establecimiento de un nuevo sistema de financiación de la red de carreteras del Estado y la determinación de las necesidades para su diseño e implantación”.

Palacín considera que esta medida, para territorios como Aragón, supone un doble agravio, porque al retraso en la construcción de nuevas autovías, (proyectadas hace décadas y no concluida todavía ninguna en su totalidad, a fecha de hoy), “se une ahora una inaceptable propuesta de tener que pagar por la utilización de las mismas cuando entren en funcionamiento”. “A lo que hay que añadir que, después de tanto tiempo reclamando la liberación del peaje en la AP-2 en su tramo aragonés, nuevamente sería de pago y sin alternativa de similares características”, explica.

Chunta Aragonesista considera que el sistema de peaje en autovías y autopistas desplazaría, inevitablemente, la circulación de vehículos hacia las carreteras secundarias, donde se concentra actualmente el 77% de los fallecidos en accidente de tráfico.

“Además, este sistema de peaje supondría un nuevo pago que repercutiría en todos los sectores económicos, con afecciones al tejido empresarial, en plena ola inflacionista desde hace meses, poniendo en riesgo, todavía más, el sector del transporte y la logística, uno de los elementos donde se sustenta el tejido productivo aragonés”, indica Palacín.

El presidente de CHA cree que “es una medida también antisocial, al afectar por igual independientemente del lugar donde se viva y de la capacidad económica de cada persona. No hay alternativa de transporte, de movilidad, en la mayoría de los municipios aragoneses como sí pueden tenerla en Madrid por ejemplo y tampoco se tiene el acuerdo con los territorios afectados, a pesar de las promesas iniciales del Gobierno de España de buscar el consenso”.

Por estos motivos, Joaquín Palacín ha anunciado la presentación de una iniciativa en el Senado a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar al Gobierno de España que descarte definitivamente el proyecto para implantar el pago por uso de las carreteras y autovías en Aragón, en línea con la campaña puesta en marcha en ayuntamientos y comarcas a lo largo del año pasado para rechazar esta medida.