CHA considera necesario que el Gobierno de España conozca sobre el terreno el impacto de la Mina Muga

Spread the love

CHA, recogiendo las demandas planteadas por la Plataforma Unitaria en contra de las Minas de Potasa en la Bal d’Onsella y la Sierra del Perdón, está realizando diversas iniciativas políticas en diversos frentes para intentar frenar la instalación del proyecto extractivo conocido como Mina Muga. 

De este modo se han ido trasladando al Senado varias iniciativas parlamentarias para que el Gobierno de España cumpla con su papel de “garante de las normas ambientales”, a través de Carles Mulet, gracias a los acuerdos políticos establecidos entre Compromís y Chunta Aragonesista. Igualmente ha presentado sendas alegaciones durante el periodo de información pública del proyecto y también se envió una carta, el pasado 7 de junio, a modo de invitación, para que tanto el Presidente como la Ministra de Transición Ecológica en funciones conocieran in situ la zona. 

La respuesta, fechada el pasado 14 de agosto de 2019, indica que “agradecen la confianza al hacernos partícipes de su inquietud en relación con el proyecto de la empresa minera Geoalcali para la instalación de una mina en dicha zona. Como sabe, las políticas encaminadas a la protección del medio ambiente, la sostenibilidad y a la lucha contra el cambio climático son una prioridad para este gobierno, como lo demuestra la creación del Ministerio de Transición Ecológica. Por ello, le comunico que hemos dato traslado de su carta a dicho Ministerio”. 

Isabel Lasobras, Secretaria Territorial de CHA-Zaragoza y diputada de CHA en las Cortes de Aragón: “La respuesta enviada por el Gobierno a nuestra propuesta es cierto que no fija ni fechas, ni compromisos, pero tampoco cierra las puertas. Así que, si el Gobierno quiere demostrar su coherencia y compromiso por el medio ambiental, consideramos necesario seguir insistiendo en esta propuesta, como una más de todas las actuaciones políticas que estamos llevando a cabo para intentar frenar este proyecto minero, dadas las gravísimas consecuencias ambientales que tendría para la zona afectada”. Recordamos de las advertencias de instituciones públicas como la CHE y el IGME sobre la ausencia de evaluación específica de interacciones de esta mina de Geoalcali que “no pueden caer en el olvido”. La Plataforma ciudadana, de hecho, indica que se puede generar una sismicidad inducida por la extracción de 100 millones de toneladas de materiales del subsuelo. “No hay que tener el título de ingeniería para darse cuenta de que las ondas generadas por esta extracción afectarán al embalses de Yesa o al Canal de Bardenas”, asegura la secretaria territorial de CHA-Zaragoza. 

Recordamos que el Ministerio para la Transición Ecológica ha consentido cuatro modificaciones del proyecto de la mina muga que seguirán generando evidentes afecciones medioambientales a Undués de Lerda y Urriés y el resto de municipios que soportarán, entre otras cosas, la contaminación por tráfico de vehículos, estimada en 512 camiones al día, en la carretera que une Undués con Sos del Rey Católico y Ejea de los Caballeros. Otros problemas derivados de una explotación de estas características serán la salinización de aguas superficiales y de los acuíferos y el consumo de agua que pasará a ser de 807.784 m3/año. Esto provocará una bajada del nivel freático en unos cincuenta metros, tal y como aparece en el proyecto presentado por Geoalcali pero también se originará contaminación acústica, polvo, riesgo por hundimientos del terreno y colapso de galerías.