CHA considera necesario que el Gobierno de España incluya, de motu proprio, una partida de 1,6 millones de euros para la promoción y difusión de las lenguas protegidas por la Carta Europea de las lenguas Regionales o Minoritarias en los Presupuestos Generales del Estado para 2023

Spread the love

Marco Negredo, secretario de Cultura e Identidad Nazional de CHA: “Recordamos que el año pasado se aprobó una enmienda , durante la tramitación parlamentaria, para impulsar este apoyo a todas las lenguas del Estado y para el próximo ejercicio presupuestario consideramos que esta partida debería tener continuidad en el proyecto de ley presupuestario que se presente”

A finales del pasado año, en diciembre concretamente, el pleno de la Cámara Alta aprobó una única enmienda a los P.G.E., por valor de 1,6 millones de euros, para promover y difundir las lenguas protegidas por la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias. Dicha propuesta, presentada por el senador de Compromís, Carles Mulet, a iniciativa de CHA, fue ratificada, posteriormente, por el Congreso e incorporada, definitivamente, a los Presupuestos Generales del Estado para 2022.

De este modo , Marco Negredo , Secretario de Cultura e Identidad Nazional de CHA , propone que este año, en la presentación de las cuentas para 2023, se incluya directamente esta partida por parte del Gobierno de España en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado: “Ha sido la primera vez que los P.G.E. se aprueban con un partida de apoyo a todas las lenguas del Estado y consideramos que, para que sea realmente efectiva, sería necesaria la continuidad de la misma en la propuesta que se presente para el próximo año y sucesivos”.

“Esta iniciativa de CHA beneficia al aragonés y también a todas las demás lenguas del Estado”, ha explicado Negredo, quien considera que “está basada en los valores de respeto, dignificación de nuestro patrimonio lingüístico y en favor de la pluralidad cultural”.

CHA considera que este esfuerzo económico, desde lo público, en la promoción y difusión de las lenguas propias de los distintos territorios de todo el Estado es necesario, especialmente de las lenguas que todavía no han alcanzado el estatus de la oficialidad como es el caso del aragonés.