CHA cuestiona la incoherente gestión del abastecimiento de agua y acusa a Luis Felipe de no rentabilizar Valdabra

Spread the love

Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca y candidata a la Alcaldía, considera que “las llamadas al uso responsable y racional del agua deberían de ser permanentes, pero no se entiende que habiendo un suministro alternativo asegurado a Vadiello, se estén llevando a cabo algunas restricciones o amenazando con nuevas como el corte de suministro a los domicilios en algunos tramos horarios”

La inseguridad de abastecimiento a la ciudad en 2005 se solventó mediante la puesta en servicio de una tubería de siete kilómetros de longitud entre el embalse de Valdabra, en el Canal del Cinca, y la ciudad de Huesca, con un coste de 4,4 millones, 1,8 de los cuales los asumió la CHE puesto que se encargó de la conducción desde el embalse hasta el límite de la ciudad, mientras que el Ayuntamiento de Huesca ejecutó las obras en el interior, valoradas en 2,6 millones, de los que 1,8 fueron aportados por Suelo y Vivienda de Aragón.

Ante la imposibilidad de contar con Montearagón, esta fue la solución que se dio en 2005 para garantizar un suministro alternativo permanente y asegurado a Huesca, ante el bajo volumen de Vadiello, que en ese mes de marzo de ese año contaba con un almacenamiento similar al actual, 2,6 hm3, llegando ese año a los 0,2 hectómetros de una capacidad total de 15,3 hectómetros.

Para Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca y candidata a la Alcaldía, “la situación no es comparable a lo que ocurrió en 2005 puesto que estamos en septiembre y contamos con un 18 % de la capacidad de Vadiello, pero lo que es más importante, con ese suministro alternativo de agua del Cinca”.

“Las llamadas al uso responsable y racional del agua, deberían de ser permanentes, pero si en 2005 una decisión personal y precipitada del entonces Alcalde Fernando Elboj, impidió a los oscenses el disfrute de las piscinas municipales hasta el mes de julio, ahora nos parece inconcebible la irresponsabilidad con la que está actuando el Alcalde Luis Felipe, alejado de la realidad que tenemos de abastecimiento de agua en el municipio, llegando a cerrar el suministro a las fuentes de agua de consumo humano, o amenazando con el corte de agua en las viviendas en determinados tramos horarios, pese a que existe la posibilidad de suministrarnos de agua del Cinca”, ha explicado Alastruey.

“Por ello desde CHA pedimos que el suministro desde Valdabra no quede en el abandono, debe integrarse en el sistema de abastecimiento de la ciudad de la ciudad con carácter continuo o al menos para resolver situaciones de excepcionalidad, lo demás es una demostración de la desidia absoluta con la que se trata el tema del agua, dejando pasar el tiempo sin actuar pese a contar con soluciones prácticas”, ha afirmado la candidata de CHA a la Alcaldía.

Aun contando con abastecimiento de agua suficiente sin ningún género de dudas gracias a las obras de 2005, Huesca debe poder hacer uso cuanto antes de la concesión de 5 hectómetros de Montearagón, por ello es fundamental culminar el suministro desde este embalse, lo que os posibilitará tres vías de suministro, Vadiello, Valdabra y Montearagón

“Hay que decir que resulta lamentable que Montearagón, obra de amplísimo acuerdo político y social, esté como está después de que fueran inauguradas las obras en abril de 1995, y de que en aquel verano de 2005 el máximo responsable de la CHE anunciara la inminente finalización de las obras y un llenado en los dos siguientes, cuando se sabe que Montearagón nunca se llenará en su totalidad, y que la lamentable gestión de los responsables políticos del PSOE y PP en el Gobierno de España ha conllevado pasar de 18 millones de coste a 66, pese a lo cual esperamos que los 22 millones aprobados recientemente por el Consejo de Ministros para la traída de agua de Montearagón se ejecuten en tiempo y forma, ojalá”, ha afirmado Alastruey.

“Por último recordamos como en junio de 2005 el Grupo Municipal de CHA solicitaba en pleno que el Ayuntamiento de Huesca, en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Ebro, elaborará un Plan Especial de tratamiento de acuíferos y aguas subterráneas, para proteger y mejorar este recurso y para aprovecharnos de su potencial estratégico en caso de sequía para determinados usos cotidianos, sin que a día de hoy se haya conseguido dicho objetivo”, concluye Alastruey.